YOY: la realidad virtual llegó a la operación de maquinaria

Por en Empresas

La startup chilena YOY Simulators adaptó la tecnología Oculus desarrollando una plataforma de capacitación y entrenamiento de maquinaria industrial, gracias a la realidad virtual.

Cuando el personaje ‘Jobe Smith’ se sumergía en aquellos extraños, coloridos e infinitos mundos virtuales en la película de 1992, “El cortador de césped” (The Lawnmower Man), pocos pensaron en ese entonces que la realidad virtual dejaría de ser una quimera de ciencia ficción y locos científicos, y se convertiría en una tecnología tan real como el laptop que tiene delante de sus ojos. ¿Ha escuchado el dicho de que la realidad supera la ficción? Luego de 22 años la realidad virtual es más real que nunca.

Y mucho sentido tuvo para Facebook esta tecnología, que llevó a la red social a desembolsar US$2.000 millones en marzo de este año por la compra de la compañía californiana Oculus VR, pionera y referente mundial en el desarrollo de la tecnología de inmersión de realidad virtual gracias a sus gafas Oculus Rift. Con ellas podemos reparar la Estación Espacial Internacional con una asombrosa caminata espacial, caer en una montaña rusa del terror, o conducir un carro de Nascar. Las posibilidades son infinitas. Incluso Mark Zuckerberg llegó a decir al momento de la compra que esta será la “próxima gran plataforma”.

Para el Ingeniero Civil en Informática chileno, Juan Reyes, las posibilidades de la realidad virtual y de los Oculus Rift, también son infinitas. Reyes es co-fundador de la startup chilena YOY Simulators que adaptó la tecnología Oculus desarrollando una plataforma de capacitación y entrenamiento de maquinaria industrial, gracias a la realidad virtual. “Permite entrenar virtualmente a los operadores antes de que lleguen a la máquina real, lo que reduce los costos y baja el número de accidentes durante la capacitación o entrenamiento”, dice Reyes. “La idea es no exponer al operador previo a utilizar la maquinaria. Con el visor de las Oculus él siente como si estuviera operando una máquina real”.



La compañía, que tiene su centro de operaciones en el polo universitario de Viña del Mar-Valparaíso, es parte de la cartera de startups de base tecnológica de la Incubadora Chrysalis de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, organización que ve como el ecosistema y talento local puede generar productos de clase mundial, como es el caso de YOY.

En cuanto al simulador propiamente tal, el equipo de YOY creó un software de construcción, que permite al operario-aprendiz ver sus manos y los controles de la máquina, que en la actualidad están disponibles para un puente grúa, una grúa móvil y una grúa de horquilla. El simulador se presenta en una caja que tiene integrado un computador, un visor de realidad virtual (las gafas), los controles de la maquinaria que se está simulando y un notebook para el instructor.


El operador se coloca el visor frente a los ojos, pudiendo ver la cabina de la máquina y el entorno, puede mover libremente su cabeza para ver desde diferentes perspectivas. “Luego utilizando el control de la máquina, puede realizar diversas maniobras sintiéndose totalmente inmerso en la simulación, ya que el visor cubre todo su campo visual”, explica Reyes. El instructor puede interactuar con el operador utilizando un notebook, teniendo la posibilidad de ver qué está haciendo el operador, cambiar las condiciones climáticas e incluso averiar intencionalmente la máquina para evaluar la reacción del operador.

Todo el set del simulador pesa 17 kilogramos y es transportado en una maleta. Con YOY los obreros pueden realizar más de 27 maniobras como izaje, desplazamiento, obstáculos, vallas o péndulo. “Esto se traduce en un simulador con alto nivel de realismo, incluso se puede sentir miedo al realizar una maniobra peligrosa”, dice Reyes. Para el ingeniero las posibilidades no se detienen y van por más. “Nuestra tecnología podría llegar al siguiente nivel técnico, agregando la posibilidad de interacción entre diversos tipos de simuladores, creándose así un entorno virtual que permita a los operadores trabajar en equipo”.

Comentarios