Seguridad pública: el próximo campo de batalla de la tecnología

Por en Seguridad

Desde sistemas de monitoreo en redes sociales hasta análisis de big data en videos de vigilancia. Conoce los mayores avances en este área.

La seguridad pública es un tema que preocupa a gobiernos de todo el mundo, especialmente en Latinoamérica. Y no sólo por la amenaza que este tipo de episodios pueden significar para el bienestar de los ciudadanos, sino que también por su relación directa con la economía.

¿Cómo puede mejorar la capacidad de un gobierno de proteger a sus ciudadanos con tecnología? En AETecno, buscamos responder esta consulta conversando con Mike DeVente, Vice Presidente para Latinoamérica y Caribe de Motorola Solutions. Una empresa con 60 años en la región y que muchos conocen por su reconocida ex división de teléfonos, pero que hoy en día está enfocada en estos nuevos sistemas de comunicación y seguridad.

- ¿Cómo se puede usar la tecnología para mejorar la seguridad de los ciudadanos?

Nuestra solución busca ayudar, por ejemplo, a policías o bomberos. Inicialmente estos sistemas funcionaban por medio de la herramienta two-way radio, que puede entregar comunicación instantánea y grupal para casos de emergencias. 

Hoy en día el mundo está cambiando, y también estos sistemas de respuestas a urgencias, por medio de nuevas herramientas. Por ejemplo, con servicios de monitoreo de redes sociales, software de predicción de desastres naturales, o para preparar respuestas a este tipo de incidentes.

- Una serie de sistemas que no involucra solamente comunicaciones, sino que también sistemas de análisis de Big Data

Así es. Estamos viviendo una transformación que pasa desde comunicaciones críticas a una inteligencia crítica. Por ejemplo, cuando un policía o bombero llega a un lugar, ¿cuánta información tienen previamente? Con la tecnología de hoy pueden saber bastante antes de arribar al punto del incidente. Eso es lo que llamamos “conocimiento contextual”. Porque cuando llegan a la escena, sea un incendio, un robo o incluso un problema doméstico, pueden entender desde antes qué está pasando y pueden prepararse para ello.

Y cuando piensas en Big Data y en video, toda ciudad tiene un nuevo punto de ventaja en base a sus sistemas de vigilancia. ¿Pero qué están haciendo con ese contenido? Para eso es importante el análisis de datos. Nosotros contamos con un servicio que puede ayudar a las personas a tomar decisiones en base a esas imágenes, para responder más rápido a un problema o para reconocer un incidente.

Por ejemplo, con estos sistemas puedes saber si hay una manifestación en marcha si se está congregando mucha gente en un lugar. Por otro lado, los sistemas también podría captar un acto así en las redes sociales, ya que muchas manifestaciones se organizan por estas plataformas. Y esto no significa que llegue la policía para detener la conglomeración, sino que también que pueda proteger a los manifestantes durante la protesta. 

- ¿En qué clase de situaciones se puede usar esta tecnología?

Estos sistemas pueden ser de gran utilidad para organizaciones militares, que no se encuentran en un conflicto armado sino que en trabajamos humanitarios en Latinoamérica (como Colombia y Brasil), o con instituciones como la Onemi en Chile. Una división gubernamental especializada en situaciones de emergencias en ese país. 

Así, esta tecnología puede responder a uno de los puntos críticos en estas situaciones de desastre, que es la logística. Cuando ocurre un incidente, natural o no, muchas personas comienzan a comunicarse con sus seres heridos para saber si están a salvo o no. Eso satura las líneas teléfonicas, y nos obliga a tener un sistema alternativo de comunicación para que las personas correctas lleguen al lugar del incidente. Todo depende de la comunicación y la colaboración. Ahora es voz, pero más adelante van a ser también datos. 

- ¿En qué vamos a ver estos cambios?

Hoy en día muchos de nosotros pensamos en llamar al 911 cuando tenemos una emergencia. Pero en unos años este tipo de alertas se realizarán por muchos otros medios y plataformas, como por redes sociales o por alertas inteligentes de video. Por ejemplo, si están en una autopista, y hay un choque, con esta tecnología los sistemas de emergencia podrían ser alertados incluso antes de que alguien pueda contactar o llamar al 911. Para todo esto, el Big Data es vital.

- ¿Cómo trabajan en Latinoamérica y cómo ven a la región con respecto a estas tecnologías?

En Latinoamérica tenemos 100 clientes directos, que generalmente son instituciones de seguridad pública. No obstante, también trabajamos con algunas industrias que necesitan sistemas de comunicación crítica como es el caso de la minería, petroleras, entre otras. 

Sobre el interés de los actores de la región, estamos comenzando a ver cada vez más interesados, especialmente a nivel de video. 

Todo el mundo está viviendo una transformación digital. Hace unos años todos teníamos solamente un par de apps que usábamos diariamente en nuestros teléfonos. Hoy sin importar tu sistema operativo, es posible que no puedas pasar un día sin usar al menos 6 o 7. Eso habla de lo rápido que este fenómeno ha afectado a nuestra propia vida. A nivel de seguridad pública, están viviendo este mismo proceso. 

- ¿Los países están abiertos a estas nuevas tecnologías? ¿Cuáles son sus planes de inversión en la región?

Hoy en día todos están interesados en acceder estos sistemas, pero hay algunas naciones que se sienten más lejanas a este tipo de cambios. Por eso son tan importantes los acuerdos, como la compra de Interexport que hicimos hace un mes en Chile, porque permite mostrarles a nuestro clientes que tenemos la intención de invertir en Latinoamérica y de crear la infraestructura, para usar este tipo de servicios o soluciones. 

A muchos países les preocupa la inversión que deben hacer para implementar estos sistemas de emergencia, pero por suerte ya hemos podido acercarnos a ellos para mostrarles el camino a seguir.

Pero estas infraestructuras dependen totalmente del lugar donde son necesarias. En este caso, tienen que surgir desde Latinoamérica para funcionar en Latinoamérica. No hay una plataforma que podamos copiar y pegar en la región. Eso también requiere una inversión a nivel de personas y personal calificado. Necesitamos profesionales especializados y que sean locales.

*Crédito imágenes: Motorola / Kelly White

Comentarios