Sandra Guazzotti de Oracle Chile: “Ya no estamos más en el B2B, estamos en el Human to human”

Por en Empresas

La gerente general de Oracle Chile profundizó con AETecno en el dinámico presente de la compañía, en un contexto de industria que obliga a replantearse constantemente los desafíos, con la nube como protagonista estelar.

Sin un acercamiento concreto a la tecnología durante su niñez y juventud, con una promisoria carrera en la banca en los primeros años de carrera profesional, la perspectiva de dar el salto a una industria como la tecnológica no terminaba de convencer a Sandra Guazzotti. Sin embargo, una frase del gerente general de Oracle Argentina de ese tiempo fue lo que motivó a la actual directiva de Oracle en Chile a hacer el cambio en 1999: “No vas a tener un solo día igual a otro. No vas a dejar de crecer ni de aprender nunca”. 

El espíritu emprendedor que vio en Oracle se ha convertido en el gran motivador desde entonces para Guazzotti. En conversación con AETecno, la directiva profundizó en el dinámico presente de la compañía, en un contexto de industria que obliga a replantearse constantemente los desafíos.

Una empresa de servicios: del B2B al H2H

Hablar de Oracle trae asociado inevitablemente una reputación de sobrada experiencia en el desarrollo de aplicaciones empresariales, ERPs, así como la de una empresa que ha sabido destacar por ser líder en los sistemas de gestión de bases de datos. Sin embargo, este posicionamiento tradicional se encuentra en un proceso de cambio, explicado por Guazzotti como un efecto de la disrupción digital, que afecta a todas las industrias, incluso la tecnológica.

La dinámica actual obliga a las empresas a tener una cultura muy abierta al cambio, dispuesta a aprender y desaprender para luego volver a aprender. Dada esta situación, para la ejecutiva de origen argentino, es necesario tener un anclaje muy profundo para confluir como equipo. “En Oracle, que nos estamos convirtiendo en una empresa de servicios, hemos trabajado mucho el para qué existimos y, de verdad, lo que a nosotros nos apasiona es poder ayudar a cambiar el mundo”, sostiene.

Pero, ¿cómo materializar tal magna afirmación? Guazzotti explica: “Tenemos la posibilidad de que, con la tecnología que habilitamos, poder transformar al mundo, empoderando a las personas a que ellas sean los agentes de cambio”. Y añade: “A lo que nos debemos es a que todo lo que tenemos de tecnología, experiencia global y conocimiento, lo pongamos a disposición de impactar a las personas, porque somos las personas los que vamos a ser agentes de transformación. 

A partir de entonces el foco cambió, tal como el paradigma global de relacionamiento tradicional B2B o B2C. “De verdad, ya no estamos más en el Business to Business, estamos en el Human to Human. Ese propósito en Oracle, el pensar para qué existimos y cómo impactamos es lo que nos tiene muy motivados trabajando en pos de generar impacto en una organización que tiene que ser muy ágil y muy fluida”.

Esta nueva visión significa dar literalmente un salto en el relacionamiento con sus clientes; implica pensar más y mejor en el impacto de los proyectos que ofrecen y no solo limitarse a vender bases de datos. Sandra Guazzotti comenta que se trata de cambiar la manera en que trabajamos, preguntarse cómo esto va a impactar a la experiencia de cliente que mi cliente va a dar y cómo se impacta la calidad de vida de las personas, las que están tras la organización del cliente, ese cliente final. “No es que cambia a quién le vendemos, cambia cómo pensamos”, señala. 

“Tenemos la posibilidad de que, con la tecnología que habilitamos, poder transformar al mundo, empoderando a las personas a que ellas sean los agentes de cambio”.

Y sentencia así este nuevo paradigma: “La tecnología es un habilitador y creo que en ese sentido estamos conectando mucho con la gente, estamos bajando a tierra. Alguien me dijo una vez que estamos humanizando Oracle. Yo creo que sí, que nos hacía falta. Y estoy muy contenta con lo que estamos haciendo”.

La nube, gran protagonista

La metamorfosis desde una empresa de productos a una de servicios tiene como motor y consecuencia la migración al mundo cloud. La fuerza de venta se concentra cada vez más en esto. En el segundo trimestre fiscal de 2019, los ingresos por servicios de nube y soporte de licencias a nivel global fueron de $6.600 millones. Mientras que en Latinoamérica, Oracle cuenta con más de 700 soluciones de finanzas en la nube y ya han logrado implementar 3.400 soluciones cloud en la región, de las cuales 1.600 corresponden a pymes.  

No obstante, estas nuevas ventas ahora tienen la misión de acompañar al cliente, lograr que se encante. En palabras de la máxima ejecutiva en Chile, no es que la misión termina con la firma de un contrato, sino que está empezando. “Es una transformación que me ha tocado liderar de adentro hacia fuera, tan profunda como nunca me había tocado vivir en mis 19 años en Oracle”, grafica.

El cloud es una de las tecnologías de esta era que tienen particularmente apasionada a la líder. Primero por el efecto democratizador, el cual ha cambiado la oferta de valor a los clientes mediante un servicio y para todo tipo de tamaño de organizaciones. Y, segundo, porque ha tenido un impacto en la capacidad y velocidad de innovación y así, acelera el time to market. Guazzotti ejemplifica: “En los últimos diez años, hicimos algo así como 90 mil nuevas funcionalidades a todo lo que era on premise y licencias tradicionales; incorporamos 90 mil en diez años, que se traducen en mejoras de los productos. El último año, en los últimos doce meses, en el cloud, software as a service, incorporamos 80 mil nuevas funcionalidades”.

“La tecnología es un habilitador y creo que en ese sentido estamos conectando mucho con la gente, estamos bajando a tierra. Alguien me dijo una vez que estamos humanizando Oracle. Yo creo que sí, que nos hacía falta".

El otro tema que concita un interés particular para la gerenta general de Oracle Chile es la inteligencia artificial (IA): “La combinación de lo que ha sido muchísimo más volumen de data con bajar el costo de procesamiento del cómputo y el cloud, para disponibilizar esta combinación, hace que hoy la inteligencia artificial no sea ya algo experimental, sino que está ocurriendo, es algo que existe”. Como ejemplo cita la base de datos autonomous de Oracle, que ejecuta por sí sola todas las funciones de una base de datos: se auto parchea, detecta anomalías y reduce el error humano gracias a machine learning.

“Todo lo que se pueda automatizar, se va a automatizar”, señala. Y, si bien reconoce que la IA por sí sola no es algo nuevo, se potenció tanto lo que se puede hacer con ella, especialmente con cloud, que combinadas abren nuevas fronteras. Ante esto, concluye: “Si tuviera que resumirlo, creo que nos está haciendo replantear el límite de lo que es posible. Y estar viviendo esto ahora es un privilegio...19 años en tecnología de negocios, te diría que la velocidad que estamos viendo, no la había visto nunca y eso me tiene fascinada”.

Chile ante el panorama regional

Consultada por el posicionamiento de Chile en temas TI, Guazzotti destaca el camino de los últimos diez a quince años con un rumbo muy sostenido en solidez institucional, seguridad jurídica, infraestructura, conectividad y estabilidad económica; esto lo convierte en un referente en América Latina, aunque reconoce que hay tareas pendientes en términos de competitividad, productividad e inclusión laboral. 

La representante de Oracle menciona: “Creo que hoy la agenda que tenemos como país en Chile es privilegiada. Estamos abordando de manera diferente los desafíos en términos de pobreza y vulnerabilidad; hay mucho por hacer, pero es una agenda que en otros países no existe. En otros países de Latinoamérica tú ves que la lucha todavía sigue siendo por la inflación, por mantener en pie las instituciones”.

“Gran parte del trabajo en Chile en ese sentido se ha hecho muy bien. Creo que lo importante es ver cómo Chile se proyecta hacia adelante: es un referente ya no solo en Latinoamérica, sino dentro de la OCDE. Chile está para estas liga. En ese punto de inflexión estamos, y es muy distinta la agenda que yo veo que hoy se trabaja  o los temas que preocupan y los ocupan en el resto de Latinoamérica”, apunta.

De igual forma, a nivel de industria, con sus mismos competidores, celebra que en general todos estén trabajando para aportar al país, una agenda que tiene ese fin común, y que tiene como eje la transformación digital.

Comentarios