Referentes mundiales del fintech revelan las nuevas oportunidades que se abren en América Latina

Por en Desarrollo

Las nuevas tendencias derivadas del confinamiento están configurando un escenario donde el teletrabajo, la consolidación de los servicios digitales y la necesidad de especialistas técnicos pueden marcar un punto de inflexión en nuestra región. Los CEOs de Nubank, dLocal, Symphony y LendUp nos lo cuentan a continuación.

Por Miguel Armaza, desde Filadelfia, PA. No hay mal que por bien no venga. La pandemia del COVID-19 es sin duda un episodio trágico y difícil para el mundo. En muchos casos, este evento es aún más difícil para América Latina, donde los sistemas de salud son frágiles y las redes de seguro social poco eficientes. 

Sin embargo, a pesar de todas las dificultades, esta pandemia tiene el potencial de brindar cambios positivos para la región y abrir nuevas oportunidades y posibilidades en el sector de tecnología y fintech.

El potencial del trabajo remoto se viene perfilando desde hace muchos años. Sin embargo, hasta antes de la pandemia, la gran mayoría de las compañías continuaban teniendo reglas estrictas que requerían a los empleados trabajar desde la oficina. Esto, a pesar de que todas las tecnologías necesarias para trabajar eficientemente desde casa han existido por muchos años. Sin embargo, todo cambió este 2020, año en que estamos presenciando el experimento más grande de la historia de trabajo remoto; y los resultados pintan muy positivos.

EL BOOM DEL TELETRABAJO

Según la consultora Harris Insights & Analytics, la pandemia ha llevado a más de 50% de la fuerza laboral en Estados Unidos a trabajar remotamente. De manera similar, un estudio de la firma PageGroup afirma que el 96% de las organizaciones en Latinoamérica han implementado alguna política de teletrabajo a raíz de la pandemia. 

A medida que esta realidad de trabajo distribuido se vuelve parte de la vida cotidiana, las corporaciones alrededor del mundo van a empezar a revisar sus políticas de recursos humanos para poder contratar talento fuera de sus mercados locales. Simplemente buscarán a los mejores candidatos en cualquier rincón del mundo. 

Así lo evidencian los distintos entrevistados en el Wharton Fintech Podcast, un espacio dedicado a conocer la visión y las historias de los CEOs, fundadores e inversores de las compañías más exitosas de este rubro. En esta línea, los entrevistados destacan que la productividad de sus compañías nunca ha sido tan alta y que están más convencidos que nunca de que el futuro laboral va a incorporar un importante elemento de trabajo remoto. 

“Antes de la crisis estábamos pensando abrir un centro de desarrollo técnico en Buenos Aires, pero durante la pandemia cambiamos esa definición y decidimos abrir un centro remoto. Nuestro primer centro está basado en Uruguay, pero en el segundo tenemos gente trabajando desde varias ciudades de Argentina y eso es algo que me gusta mucho. Creo que no solamente va a ser un gran diferenciador para nosotros, pero también significa que le estamos dando oportunidades a gente alrededor del mundo que antes no las tenía” dice Sebastián Kanovich, CEO y Co-Fundador de dLocal, una de las empresas líderes en pagos alrededor del mundo. 

“La verdad es que no esperamos volver a la antigua realidad. Según una encuesta interna, más del 90% de nuestro equipo desea un modelo híbrido donde aún puedan trabajar desde la oficina, pero quieren la flexibilidad de trabajar desde casa algunos días de la semana. Entonces nos estamos preparando”, agrega.

EL DESAFÍO LATINOAMERICANO 

En un mundo donde las compañías más innovadoras optan por contratar a parte de su fuerza laboral de manera remota, el talento de América Latina puede salir muy beneficiado. El continente está prácticamente en la misma zona horaria que Estados Unidos y a pocas horas detrás de Europa. Asimismo, según la compañía Statista, los niveles de inglés en la población de América Latina están mejorando. 

David Gurle, CEO y Fundador de Symphony, un gigante de telecomunicaciones financieras basado en Silicon Valley con oficinas y operaciones internacionales, cuenta que “si alguien quiere trabajar en cualquier parte del mundo para Symphony, debería poder hacerlo. Siempre y cuando tenga sentido en cuanto a zonas horarias y estilo de vida”. David agrega: “Durante los últimos meses hemos tenido la época más productiva de la compañía y creo que deberíamos aprender unas cuantas lecciones de esta situación”.

Pero los latinoamericanos se van a poder beneficiar no solamente de compañías internacionales, sino también de empresas regionales y locales. La juventud ya no necesariamente se tendrá que mudar a las capitales empresariales de sus países para poder ser parte de grupos innovadores. El teletrabajo abre las puertas a jóvenes de cualquier región del continente y las firmas líderes Latinas se están adaptando muy rápidamente. 

Por ejemplo, David Vélez, Fundador y CEO de Nubank, comenta: “Hace unos años abrimos una oficina en Berlín y teníamos una oficina en Buenos Aires, pero todavía no estábamos completamente convencidos del trabajo remoto. Pensábamos que necesitábamos un espacio físico real para atraer ese talento. La pandemia nos ha hecho sentir completamente cómodos estando a distancia. No creo que lleguemos al 100% remoto, pero fundamentalmente esto cambia nuestra opinión acerca de equipos remotos y significa que ahora podemos reclutar talento en todo el mundo.”

NUEVAS POLÍTICAS, IGUALDAD DE OPORTUNIDADES  

Una realidad generalizada de teletrabajo también va a resultar en que las compañías revisen y mejoren sus políticas de trabajo de manera que los colegas trabajando remotamente no se encuentren en una situación desventajosa y puedan progresar en su carrera de la misma manera que la gente en la oficina. 

Anu Shultes, CEO de LendUp, una de las principales fintechs en Estados Unidos, se refiere a esta situación: “Ahora que las reuniones por video son tan prevalentes, las compañías van a tener que pensar cómo crear procesos que no pongan en desventaja a la gente trabajando desde casa. Se tendrá que revisar cómo decidir a quien se promueve, establecer metas y evaluaciones, y asegurarse que todo el mundo tenga acceso a las reuniones, estén o no estén trabajando remotamente. Esto va a ser muy importante”.

Sebastián Kanovich, CEO y Co-Fundador de dLocal; David Gurle, CEO y Fundador de Symphony; Anu Shultes, CEO de LendUp; David Vélez, Fundador y CEO de Nubank.

MÁS TALENTO TÉCNICO

Así como esta realidad abre las puertas para la gente en América Latina, hay que recordar que al mismo tiempo se abren las puertas para todo el mundo y el mercado se volverá aún más competitivo. Es por eso que los gobiernos y las instituciones educativas de la región van a tener que pensar seriamente en crear y establecer fuertes programas de capacitación para preparar a estudiantes a los trabajos del futuro. 

Para que América Latina realmente despierte y aproveche las posibilidades de este nuevo mundo, hace falta incrementar el número de gente capacitada. “Todavía hay una gran escasez de talento técnico en la región. En Bogotá o Sao Paulo, más personas se graduaron de ciencias de computación en el 2000 que en el año 2020. Hay menos ingenieros graduados en Sao Paulo que hace 20 años. Eso no tiene ningún sentido.” dice David Velez, de Nubank, el banco digital más grande de Latinoamérica y del mundo.

Según Vélez, ”la gente tiene que comenzar a darse cuenta de que la tecnología representa la próxima ola de empresas y que el talento técnico es la clave del éxito. Creo que eso es lo que realmente falta”, concluye.


*Miguel Armarza es anfitrión del Wharton Fintech podcast y Co-Fundador de Gilgamesh Ventures".

Comentarios