Videoanálisis: ¿Qué es la computación cuántica y cómo podemos aprovecharla?

Por en Innovación

La computación cuántica -a través de los Qubits- podría revolucionar la forma en cómo se conciben los negocios y la criptografía. Estos avances podrían materializarse durante la década venidera.

IBM acaba de sacar su primer ordenador comercial cuántico, avance que representa un paso muy importante en relación con aplicaciones empresariales e informáticas de una nueva forma de computación. Por ahora el ordenador cuántico solo estará disponible en modo de alquiler.

En un videoanálisis, el Director General de Innovación de IE University, el profesor Salvador Aragón explica a grandes rasgos el fenómeno de la computación cuántica y sus posibles usos futuros.

Salvador Aragón // IBM presenta el primer ordenador cuántico comercial // IE University from IE Media on Vimeo.

 

Pero ¿qué diferencia a un computador cuántico de uno tradicional?

A modo de comparación, los ordenadores tradicionales funcionan con bytes, los que son unidades de información donde se almacenan datos binarios en ceros y unos (0 y 1). De esa forma la información se lee y procesa dependiendo si está a la izquierda o a la derecha.

Por su parte, los ordenadores cuánticos funcionan a través de los llamados Qubit (o quantum bit). Esta forma de información no tiene una forma definida, no tiene arriba o abajo. Los qubits pueden modificar su estado de forma continua, de esta forma es posible almacenar cualquier combinación de ceros y unos o también existe la probabilidad de que el cubite tenga solo ceros o unos. 

¿Qué hace tan especial a los qubits? 

Los qubits son aplicables en operaciones especialmente complejas que los ordenadores clásicos no son capaces de procesar. 

Esta unidad de información no solo son es capaz de almacenar cualquier estado entre 0 y 1 sino que hacen uso de un fenómeno cuántico llamado ‘entrelazamiento’, permitiendo también hacer operaciones distintas a las operaciones lógicas tradicionales como ‘SI’ y ‘NO’, etc.

El entrelazamiento es un fenómeno cuántico, en el cual los estados cuánticos de dos o más objetos se deben describir mediante un estado único que involucra a todos los objetos del sistema, aun cuando los objetos estén separados en el espacio.

Todo lo anterior puede suponer un avance en el tipo de problemas que podemos abordar a través de los ordenadores cuánticos. 

¿En qué área es posible aplicar la computación cuántica?

Una de esas áreas es la criptografía. La criptografía se sustenta en la generación y factorización eficiente de números primos. Los ordenadores cuánticos, en base a su estructura, pueden hacer uso del ‘Algoritmo de Shor’ que permite factorizar muy rápido y eficientemente números primos, cambiando las condiciones en que se concibe actualmente la criptografía. 

Otro ejemplo relacionado con lo anterior es el Blockchain. La seguridad del blockchain depende en gran medida de la factorización de los números primos. Con los ordenadores cuánticos la vulnerabilidad o seguridad del sistema Blockchain se podría poner en juego.

La otra aplicación de esta tecnología tiene que ver la Inteligencia Artificial, los procesos de aprendizaje y los algoritmos que los rigen. Al hacer uso de operaciones mucho más complejas se pueden generar, en el largo plazo, sistemas que sean capaces de aprender mucho mas rapido y mas eficiente. 

Además, esta tecnología traería la posibilidad de comprender cosas que hasta ahora con la tecnología de algoritmos tradicionales de deep learning o machine learning no son capaces de procesar.

La computación cuántica, cuyo primer paso comercial se acaba de dar, abre oportunidades en el futuro cercano para procesar información que revolucionará las áreas de seguridad, aprendizaje y empresarial durante los próximos años de la década que viene.

Comentarios