Pantallas plegables: la nueva apuesta de los fabricantes de teléfonos inteligentes

Por en Smartphones

Samsung trabaja en dispositivos plegables, pero no es el único. También la empresa Royole de Shenzhen, ha anunciado su primer teléfono plegable FlexPai, mientras Lenovo y Xiaomi trabajan en prototipos. LG y Huawei se suman a esta apuesta.

Los fabricantes de teléfonos inteligentes están apostando fuerte por las pantallas plegables que quepan en un pequeño bolsillo, y de esta manera se revivirá un mercado ávido de nuevas innovaciones y una sostenida caída en las ventas mundiales.

En la Conferencia Anual de Desarrolladores de Samsung de noviembre, celebrada en San Francisco, la empresa reveló su muy esperado dispositivo plegable que se convierte en una tableta cuando se abre y un teléfono inteligente cuando se cierra.

La innovación utiliza una nueva tecnología de pantalla llamada Infinity Flex Display que permite a los usuarios abrir y cerrar el dispositivo un número incontables de veces, sin aparente deterioro.

Koh Dong-Jin, presidente de tecnolgía y comunicaciones móviles de Samsung, explicó que la compañía liberará el teléfono plegable dentro de la primera mitad del próximo año. El primer lote que se entregará tendrá al menos 1 millón de unidades. Si es bien recibido, Samsung está lista para producir más unidades de ese modelo.

 

"Hemos estado viviendo en un mundo donde el tamaño de una pantalla sólo podría ser tan grande como el cuerpo del dispositivo en sí", indico Justin Denison, vicepresidente principal de mercadeo de los productos móviles de Samsung. "Por eso acabamos de introducir una nueva dimensión."

De acuerdo a IDC, una consultoría de mercado global centrada en la tecnología, durante el tercer trimestre de 2018 los fabricantes de teléfonos inteligentes enviaron 355,2 millones de unidades, un 6% interanual. Este es el cuarto trimestre consecutivo de caída interanual de ventas mundial de teléfonos inteligentes.

Samsung navegó un trimestre desafiante con la exportaciones de 72,2 millones unidades (13,4%). Al líder del mercado le sigue llegando presión desde todas las direcciones, especialmente con Huawei acercándose más a la cima, después de verificar su segundo trimestre consecutivo como el fabricante número dos del mundo.

El gigante de la tecnología surcoreana no es el único que trabaja en dispositivos plegables. También la empresa Royole de Shenzhen, ha anunciado su primer teléfono inteligente plegable FlexPai, que cuenta con una pantalla Amoled de 7,8 pulgadas, una resolución de 1920 x 1440 píxeles y una relación de aspecto de 4:3.

Royole afirma que los usuarios pueden doblar su pantalla plegable más de 200.000 veces sin que se rompa. Y tiene la esperanza de vender las primeras versiones de su teléfono de pantalla plegable entre US$1.300 estadounidenses y US$1.500 estadounidenses, una vez que se lance en los Estados Unidos, algo que no sucederá hasta el próximo año como mínimo.

 

Los expertos de la industria consideran que los teléfonos inteligentes plegables serán la línea directriz del desarrollo del sector en los próximos 10 años. En este sentido, se ha informado que Huawei planea lanzar el próximo año un auricular plegable.

Por su parte, Lenovo y Xiaomi también han comenzado sus propios prototipos. Asimismo, LG también trabaja en pantallas OLED flexibles y televisores que se enrollan.

Huawei ha dicho que su primer teléfono inteligente plegable funcionará en redes 5G, y este auricular probablemente se asemejará al Huawei Mate 20X. Y Oppo mostrará su teléfono plegable en el Congreso Mundial de Móviles, a celebrarse en Barcelona el año próximo.

"El desafío de los teléfonos móviles plegables se encuentra en los paneles plegables Amoled, sobre todo en términos de tolerancia plegable y radio. En segundo lugar, lograr el material de la placa de cubierta también será un cuello de botella. ¿Cómo lograr características plegables, manteniendo un tamaño similar, y especialmente el grosor, de un teléfono inteligente común y corriente? Ese es también otro problema a solucionar", explicó Qiu Yubin, vicepresidente de WitsView Research.

El pasado octubre, en sus instalaciones de Chengdu, provincia de Sichuan, la firma china BOE comenzó la producción masiva de pantallas plegables Amoled de sexta generación.

BOE ha señalado que sus paneles de visualización ya se han entregado a más de 10 fabricantes de teléfonos inteligentes, incluyendo Huawei, Oppo, Vivo, Xiaomi, ZTE y Nubia. 

Comentarios