NASA confirma la “muerte” del Opportunity, el rover que confirmó que hubo agua en Marte

Por en Astronaútica

De acuerdo con el equipo de la misión, lo más probable es que el Opportunity halla experimentado una serie de fallas que evitaron que el vehículo espacial pudiera recargar su energía.

Después de mantener un récord de más de 15 años en Marte, el vehículo explorador Opportunity de la NASA finalmente terminó su misión esta semana, luego de que los intententos por revivir al rover fueran inútiles.

A través de una conferencia de prensa en el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL en inglés) ubicado en Pasadena, California, la NASA anunció el fin de la misión del Opportunity luego de que este martes se hicieran los últimos esfuerzos para comunicarse con el vehículo espacial, los que no tuvieron respuesta.

La última comunicación entre la Tierra y el rover fue el pasado 10 de junio del 2018, mientras que una tormenta de polvo de nivel planetario cubriera los paneles solares del Opportunity, ocultando su localización. De esta forma han pasado al menos ocho meses sin saber del vehículo.

De acuerdo con el equipo de la misión, lo más probable es que el Opportunity halla experimentado una falla de poder, en el reloj de la misión y una falla en su temporizador.

Los miembros de equipo intentaron de despertar al rover desde entonces e irradiaron miles de comandos para volver a establecer contacto.

La transmisión final, enviada a través de la antena de 70 metros de la Estación Marciana en el complejo Goldstone Deep Space de la NASA en California terminó con una estrategia multilateral de recuperación que tomó ocho meses en un intento por obligar al rover a comunicarse.

“Hemos hecho todos los esfuerzos razonables de ingeniería para tratar de recuperar al Opportunity, y hemos determinado que la probabilidad de recibir una señal es muy baja para continuar con los esfuerzo de recuperación”, dijo el manager del Proyecto Opportunity, John Callas.

“Decir adios es dificil, pero ha llegado el momento”, mencionó Callas.

“Es gracias a misiones pioneras como el Opportunity que llegará un día en que nuestros valientes astronautas caminarán sobre la superficie de Marte”, dijo el Administrador de la NASA Jim Bridenstine.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

It’s so hard to say goodbye! Designed to last just 90 Martian days and travel 1,100 yards, our Mars Opportunity rover explored the surface of the Red Planet and broke records during its 15-year mission. It vastly surpassed all expectations in its endurance, scientific value and longevity. In addition to exceeding its life expectancy by 60 times, the rover traveled more than 28 miles by the time it reached its most appropriate final resting spot on Mars – Perseverance Valley. Today, we bid farewell to the rover that stopped communicating with Earth when a severe Mars-wide dust storm blanketed its location in June 2018. In this image from 2010, Opportunity used its navigation camera for this northward view of tracks the rover left on a drive from one energy-favorable position on a sand ripple to another. The tracks that Opportunity left on the Martian soil will pave the way for future robotic and human exploration of the Red Planet. Credit: NASA/@nasajpl #nasa #space #mars #redplanet #thanksoppy #opportunityrover #planets #solarsystem

Una publicación compartida por NASA (@nasa) el

 

“Y cuando ese día llegue, una porción de esa primera huella pertenecerá a los hombres y mujeres del Opportunity. Un pequeño vehículo rover que desafió las probabilidades e hizo tanto en el nombre de la exploración espacial”, reiteró Bridenstine.

El rover del tamaño de un carro de golf, excedió con creces su línea temporal de la misión de 90 días. El Opportunity ha funcionado por cerca de 15 años y ha recorrido más de 45 kilómetros hasta alcanzar su lugar más apropiado para descansar en Marte, el Valle de la Perseverancia.

“Cualquier sentimiento de pérdida que sintamos ahora debe ser templado con el conocimiento de que el legado del Opportunity continuará -junto al Curiosity y al lander InSight- en las salas del JPL, en donde el rover para la próxima misión a Marte en 2020 está tomando forma”, dijo el administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA Thomas Zurbuchen. 

El Opportunity aterrizó en el Plano Meridiano de la región de Marte el 24 de enero de 2004, siete meses después de su lanzamiento desde la Estación de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral en Florida. Su rover gemelo, Spirit, aterrizó 20 días después en el otro lado de Marte. El Spirit consiguió avanzar casi ocho kilómetros antes de que su misión concluyera en mayo de 2011.

De acuerdo a la NASA, uno de los primeros objetivos científicos fue buscar y caracterizar, en un amplio rango, rocas y suelo del planeta rojo para buscar vestigios de agua en Marte.

Comentarios