Maurizio Angelone, VP Americas en HMD, explica el nuevo aire de Nokia y su potenciamiento en A. Latina

Por en Smartphones

El resurgir de la marca en dispositivos móviles, impulsado por la finlandesa HMD Global, ha traído números esperanzadores para Nokia. Entonces, ¿qué rol juega nuestra región y cómo pretenden sobrevivir en esta competitiva industria?

Aún marcada por la popularidad ganada en los 90, la marca Nokia ha resurgido estos últimos años. Nunca se fue del todo, pero sí fue evidente su bajón durante el período en que Microsoft Mobile obtuvo la licencia de este ícono finlandés por 5.400 millones de euros hasta que terminó vendiendo la división de móviles básicos a HMD Global por unos US$350 millones.

Así, esta nueva empresa finlandesa, con el ADN Nokia y manejada por ex miembros del equipo de la misma, ha reimpulsado la marca con un renovado portafolio de equipos. A casi dos años de su regreso al sector ha llegado a situarse dentro del top 10 de fabricantes de smartphones que más venden a nivel mundial con envíos de aproximadamente 4,5 millones de unidades en el segundo trimestre del 2018, que es ocho veces más que el año anterior, según la consultora CounterPoint Research.

Lo interesante de este aspecto es que Latinoamérica nuevamente vuelve al foco para esta compañía. Por eso, conversamos con Maurizio Angelone, Vice Presidente Americas de HMD, quien cuenta con años de experiencia en empresas como Nokia, Motorola y Lenovo, para profundizar en la estrategia y proyección de la nueva Nokia.

-¿Podría relatarnos brevemente el resurgimiento y evolución de la marca Nokia en estos últimos años?

-En diciembre de 2016, surge HMD Global, una compañía finlandesa independiente, que es hoy el hogar de los teléfonos Nokia. Somos responsables del diseño, producción, distribución y mercadeo de los dispositivos móviles Nokia. Hoy, a poco más de dos años de iniciar operaciones, nos encontramos en el top 9 de fabricantes de smartphones que más venden a nivel mundial. Además, estamos en el top 5 de marcas de celulares en más de 30 mercados, incluyendo Chile, y somos líder mundial en feature phones.

Hoy contamos con un amplio portafolio de feature phones y smartphones con sistema operativo Android. Nuestra promesa de valor es que buscamos revolucionar el paradigma de la industria al ofrecer un portafolio completo de teléfonos que mejoran con el tiempo.   

EL FOCO  Y ESTRATEGIA DE LA MARCA

-En esa línea, ¿cómo ha sido la “nueva llegada” de Nokia al mercado de los smartphones en A. Latina?

-Entramos a la región a mediados de 2017, siendo América Latina uno de nuestros mercados prioritarios. A lo largo de 2018 tuvimos una gran acogida por parte de los latinoamericanos. Históricamente, Nokia es una de las marcas más amadas en la región y en el país, lo cual nos ha ayudado a tener una excelente respuesta. Nuestra meta es cubrir las demandas del mercado local con equipos competitivos que garanticen la experiencia y calidad que las personas esperan de un teléfono Nokia.

-En particular, ¿qué les dejó 2018?  

-En el 2018, tuvimos un crecimiento global de 126% con respecto al año anterior. Por otro lado, dimos pasos importantes en nuestra expansión en el continente americano, estamos ganando presencia en algunos de los mercados más estratégicos como Chile, México y Colombia, y arrancamos operaciones con algunos de los operadores más importantes en los distintos países de América Latina.

Por otro lado, en enero de este año, anunciamos nuestra entrada al mercado Norteamericano con tres operadores líderes: Cricket Wireless y Verizon en Estados Unidos y Rogers Communications Inc. en Canadá. Este movimiento clave refuerza nuestra estrategia de crecimiento a largo plazo en la región.

-A partir de esto, ¿qué proyectan para este año?

-Nuestra estrategia para este 2019 está orientada a expandir y renovar nuestro portafolio, con un enfoque innovador y único en la industria. La marca Nokia es sinónimo de confianza, calidad y diseño único, y nos distinguimos además por nuestra herencia finlandesa que se mantiene y se refleja en cada uno de nuestros dispositivos en todos los puntos de precio.   

Una de nuestras grandes apuestas, es nuestra búsqueda por cambiar el paradigma de consumo de la industria. Para nosotros, ya no se trata solo de especificaciones, sino de la experiencia a lo largo de la vida de un dispositivo. Ofrecemos la promesa de que nuestros equipos mejoran con el tiempo. Tenemos el portafolio más grande de equipos actualizados a Android Pie, desde dispositivos en gama de entrada. Hoy en día, varios de nuestros modelos lanzados en 2017 con Android Nougat (Nokia 5, Nokia 6, Nokia 8), así como los lanzados en 2018 con Android Oreo (Nokia 3.1, Nokia 5.1, Nokia 6.1) están ya en Android Pie, o recibirán pronto la actualización a Android Pie. Esto es único en la industria: ningún otro fabricante, especialmente pensando en la gama de entrada o media, tiene hoy un equipo lanzado hace dos años que haya sido actualizado a Android Pie. Por otro lado, tenemos también un foco fuerte en la experiencia de fotografía e imagen, respaldado por nuestras alianzas con Carl Zeiss y tecnología propia como PureDisplay.

Continuaremos trabajando duro para ofrecer al mercado latinoamericano nuevos modelos que superen las expectativas del consumidor, colocando como premisa cumplir con nuestra promesa de marca y preocupándonos por entregar la mejor experiencia de usuario.

-¿Pretenden concentrarse en alguna gama en especial? ¿Cuál es la estrategia en este sentido?

-Creemos que la innovación y el diseño no deben estar reservados para los teléfonos high end. Todas las personas, sin importar cuánto hayan gastado en su teléfono, quieren tener un dispositivo que les responda de la manera que esperan, que se vea bien, y del cual puedan sentirse orgullosos.

Por otro lado, nos hemos dedicado a escuchar a los consumidores y entender realmente qué es lo que están buscando en un teléfono celular, y basados en esos insights, estamos creando experiencias diferenciadas como lo es la batería de dos días de duración de Nokia 2.1 y Nokia 3.1 Plus, o la pantalla PureDisplay de Nokia 7.1, el botón Google Assistant en Nokia 3.2 y Nokia 4.2, o la increíble experiencia de fotografía del Nokia 9 PureView.

UN VISTAZO A LA INDUSTRIA

-¿Existe un patrón o perfil marcado en el consumidor latinoamericano que lo diferencia de las otras regiones en el mundo?

-En general, el latinoamericano destaca por su disposición permanente a las nuevas tecnologías. Si bien busca la combinación precio/calidad más conveniente, a su vez, exige la calidad y la mejor experiencia, sin importar el presupuesto que tenga para adquirir un celular.
Hoy nos encontramos frente a un consumidor bastante más empoderado de sus derechos y cada vez más exigente con las compañías en términos de calidad de los productos, servicio y atención.

-¿Cuáles son los países de la región que han tenido resultados interesantes para ustedes?

-En lo que va de la última década, el mercado de los dispositivos personales en Chile registró un crecimiento de 116%, según datos de la consultora internacional IDC. El aumento responde a que varios de estos equipos como smartphones y tablets reemplazaron funciones de otros dispositivos que se utilizaban en el hogar. Este es un dato relevante para nosotros, ya que evidencia que los chilenos son grandes consumidores de la tecnología.

Chile es por ahora el único país de la región donde nos encontramos en el top 5. Estamos sorprendidos por la gran acogida que hemos tenido en el país.  También estamos creciendo mucho en otros países como Colombia, México, y por supuesto, en Norteamérica, donde anunciamos nuestra entrada con operadores a inicios de este año.

-Considerando a sus competidores y otros actores del mercado, ¿qué valora como lo más valioso y cuál es la principal crítica que realiza?

-Respetamos la innovación que vemos en el mercado, sin embargo, para nosotros el foco no es entrar en una carrera de especificaciones, sino ofrecer a los consumidores una mejor experiencia a lo largo de todo el ciclo de vida del dispositivo. Nos hemos dedicado a escuchar a los usuarios y llegamos a la conclusión de que lo que en realidad buscan es una mejor experiencia, que dure más tiempo, y  que les permita además decidir en qué momento desean cambiar su teléfono, y no que estén obligados a cambiarlo porque se vuelva obsoleto al año o antes. Esta nos parece la verdadera revolución que la industria necesita.

-¿Ve futuro en los smartphones plegables?

-Sin duda, esa fue una de las tendencias más llamativas en el Mobile World Congress. Sin embargo, como toda nueva tecnología, requiere tiempo para mejorar su desarrollo y abrir el acceso a los usuarios.

-¿Qué nuevas tecnologías podremos presenciar en Nokia próximamente? Por ejemplo, ya hemos visto que en cámaras han hecho ruido. Además, en el mercado se han visto apuestas en diseños, pantallas e IA.

-Seguiremos enfocándonos en el desarrollo de innovaciones que atiendan a las principales necesidades del consumidor y que estén enfocadas en hacer sus vidas más fáciles, como es el caso de la Inteligencia Artificial, mejores pantallas, baterías de más larga duración, un mejor desempeño, y una experiencia de fotografía cada vez mejor.

-Por otro lado, ¿qué proyecciones le ve al 5G. ¿Será tema para el usuario final de smartphones en el corto plazo en Latinoamérica o quedan varios años para que sea relevante  o masivo?

-Llevamos años escuchando que el 5G nos va a cambiar la vida. Sabemos que en varios países de Latinoamérica han estado trabajando desde 2016 en pruebas de esta tecnología con algunos operadores locales. Para 2020 se tiene planeado que México sea el país punta de lanza de América Latina en presentar un acercamiento a lo que conocemos como la implementación de la red 5G. Por lo tanto, quedan al menos un par de años para que en Latinoamérica sea un tema relevante. Ahora es tarea de los gobiernos, reguladores y compañías de la industria móvil prepararse adecuadamente para la adopción de la 5G.

Comentarios