Marcelo Guala, de Autodesk: “Se puede enfrentar la migración con una mejor planificación urbana gracias a la tecnología”

Por en Empresas

Países de la región como Argentina, Chile y Perú ya experimentan la metodología BIM, que busca incrementar la productividad y sustentabilidad de la industria de la construcción. AméricaEconomia conversó con el gerente de Negocios Autodesk Región Sur, quien nos comentó sobre este adelanto en la región.

Por Cristian Aránguiz

-En términos sencillos: ¿qué es la tecnología BIM?

-Básicamente, BIM ((Building Information Modeling) es información. Es una gran cantidad de datos de calidad para iniciar una obra arquitectónica, para su mejor ejecución y finalización. El procedimiento habitual para cualquier construcción era al inicio ver la construcción en una maqueta y, posteriormente, se realizaban planos y luego la etapa de construcción. Eso es lo que se venía haciendo, y lo que se sigue realizando aún en muchos lugares.

Pero con BIM lo que se hace es construir digitalmente. Hoy se tiene la posibilidad de comenzar la construcción de una casa como si fuera un videojuego. Eso te da la posibilidad de empezar desde un punto cero del diseño de la obra, si tienes todos los datos necesarios para la construcción y operación de ese edificio. Por eso, hoy se habla de un “modelo de datos”. El cambio es que hoy ya no solo se tiene la "cáscara" del edificio, sino también toda la data de la obra. Esto permite prever errores, mejorar y acelerar la construcción.

-¿Cuáles son las diferencias sustanciales en cuanto a tiempo o costos con lo que se usaba antes?

-Primero, es bueno agregar que esto es una metodología de trabajo, no es un software en específico o alguna aplicación. Es una nueva forma de hacer las cosas, que implica mejores procesos de aplicación de información. Y lo principal de estos nuevos procesos es que desde que yo comienzo el diseño, se produce una disminución sustancial de los problemas que eran comunes en la construcción de un edificio. Como lo que se conoce como las "órdenes de cambio", es decir, una serie de situaciones que no tenían cómo ser previstas y con ello no se podía encontrar una solución en el momento oportuno. Lamentablemente, los retrasos o cambios, mientras la construcción está en proceso, generan sobrecostos producto de la extensión de las tareas que bordean un 25% de costos adicionales a los proyectados en el plan general.

-Si hablamos de ahorros, ¿qué ventajas tiene usar esta nueva tecnología?

-Con BIM hay dos ahorros: el primero, terminar la obra en el tiempo establecido; el segundo, cumplir mejor el presupuesto inicial, sin generar sobrecostos. Lo curioso es que dichos sobrecostos y retrasos en una obra se han internalizado, hoy por hoy, como "normales". Las construcciones no se entregan en el plazo programado, tampoco se cumplen los costos iniciales. Esa pareciera ser la norma con la cual se ha trabajado en la región por mucho tiempo, y eso es lo que BIM viene a corregir de gran manera.

-Cuando se habla de BIM, hay opiniones que cuestionan el tema de la calidad de las construcciones. ¿Cómo se asegura mayor calidad de una obra con esta metodología?

-La primera diferencia tiene que ver con que yo tengo establecido desde el primer día todos los cómputos métricos de materiales y de productos con los que voy a empezar a construir. Desde el día cero de la obra, es decir, tengo toda la información para planificar antes, durante y después. 

Por otro lado, BIM también trae funcionalidades colaborativas, es decir, cuando las oficinas de ingeniería de las empresas constructoras comienzan un proyecto en BIM, lo primero que se arma es la oficina del mismo nombre, es decir, se funda la "oficina BIM". Dicha oficina cumple con la misión de hacer un seguimiento constante de todas las especialidades, bajo el control de un “BIM manager”. Entonces, todo el mundo sabe en qué etapa del proyecto se está trabajando, cómo se está haciendo y quién lo está haciendo.

Por ejemplo, la construcción de un hospital tiene más de 15 especialidades, con una serie de especificaciones como conexiones especiales de aire, electricidad o suministro de agua, donde cada especialista o contratista, anteriormente, llegaba a realizar su tarea en el minuto que se le necesitara, y obviamente por separado. Hoy esta nueva metodología hace una mejor coordinación de ello, aúna todas las etapas y trabajos en una gran planificación central.

-¿Que rol juega el modelo de datos que aglutina BIM? ¿Qué destino tiene la data que se recoge de cada proyecto?

-Acá hay que mencionar una parte muy importante. Efectivamente, cuando se trabaja con BIM se produce una cantidad importante de información de calidad, que antes no se tenía, lo que es trascendental a la hora de terminar la obra, porque queda todo un modelo de datos para el mantenimiento de ese edificio. Ahí es cuando el mandante saca y aprovecha la mayor parte de su beneficio, porque una obra está hecha normalmente para durar 50 años, de vida útil, y en ese modelo, el 20% de los costos va asociado a la construcción, mientras que el 80% corresponde a mantenimiento.

SOBRECOSTOS

-¿Cómo se relaciona este modelo de trabajo con el tema la sustentabilidad?

-Durante la etapa constructiva, una de las cosas que puedes definir es la simulación de operaciones del edificio. Entonces, al poder manipular una obra en un modelo de diseño digital 3D, puedes ver cómo impactarán los rayos del sol o el viento, para poder planificar usos de energía solar o eólica, por ejemplo; o también se pueden ver las posibles condiciones climáticas a las cuales se verá enfrentando el edificio. Hay una serie de características que se ven durante el diseño y que después ayudan a mejorar la sustentabilidad de la construcción al momento de su ejecución y uso futuro.

-¿Cuál podría ser un caso de éxito en relación al funcionamiento de una obra que haya ocupado esta nueva forma de construcción?

-Te podría contar un caso que es muy reciente, y por ello, que tiene mucha validez y relación con lo que estamos conversando. En Perú, hace un par de años atrás tenían que construir el edificio del Banco Nación, que tenía que ser el edificio más alto de Lima. Tendría por misión, en su jornada inaugural, ser sede de un encuentro del Banco Mundial (BM). Se habían propuesto dos años de obra, y no había alternativa de atrasarse en la entrega de este.  Bueno, la empresa constructora decidió hacerlo en BIM, y la realidad es que la construcción se finalizó 20 días antes, y consiguieron US$1,5 millones de ahorro, con solo una inversión de US$180 mil entre hardware y software para implementar BIM en este proyecto. No se produjo un sobrecosto y además se entregó a tiempo y en forma completa.

-El tiempo de entrega pareciera ser un elemento atractivo pensando en las demoras continuas de los grandes proyectos arquitectónicos.

-Claro, porque, por ejemplo, para el ente estatal es un elemento fundamental. No es lo mismo para un gobierno entregar un hospital durante su periodo, que postergar su entrega y lo haga otra administración.

VILLA 31

-La región enfrenta hoy una movilidad migratoria importante. ¿Cómo podría BIM ayudar a una mejor planificación arquitectónica de las ciudades y así dar una mejor infraestructura a los migrantes?

-Hay un ejemplo muy claro en Argentina, en la ciudad de Buenos Aires, en el sector conocido como "Villa 31". Fue una ocupación de viviendas en un principio y hoy es un barrio más de la ciudad. Lo que está haciendo hoy el gobierno de la ciudad es integrarlo, haciendo un levantamiento de toda la zona mediante drones y cámaras, para generar una dimensión en 3D del barrio, ya que Villa 31 nació sin planos o información asociada.

Los planos hechos en realidad virtual han permitido que el gobierno pueda realizar intervenciones en cada una de las casas de la villa, primero en el proyecto virtual, para después materializarlas en lo físico. Esta recopilación de datos en BIM ha permitido que al lado de la Villa 31 se estén realizando nuevas obras de levantamiento de casas, con el fin de sustituir viviendas por debilitamiento de material o porque básicamente eran inhabitables. La idea central es urbanizar esta zona, pero antes de llegar y cambiar todo se planifica en base a BIM, es decir, es una intervención en lo ya existente y apuntando a algo nuevo. Esto te prueba que frente a grandes olas de migración o de hacinamientos, y en lugares donde no se planificó y no existían datos, hoy se pueden realizar cambios de fondo en la calidad de vida de las personas gracias a la tecnología. Se puede enfrentar la migración con una mejor planificación urbana gracias a la tecnología.

Comentarios