Latinoamérica genera un 9% de los desechos electrónicos a nivel mundial

Por en Electrónica

La cantidad de e-waste aumentó 41 mil kilotoneladas (kt, mil toneladas) en 2014 en todo el mundo, de los cuáles, aproximadamente 4 mil kt corresponden a América Latina.

Por Efrén Páez para Mediatelecom Agencia Informativa. El creciente uso de aparatos eléctricos y electrónicos, impulsado por una renovación constante de los equipos y mayor cantidad de aparatos por usuario, ha provocado que la cantidad de desechos electrónicos se incremente a 41 mil kilotoneladas (kt, mil toneladas) en 2014 en todo el mundo, de los cuáles, aproximadamente 4 mil kt corresponden a América Latina, según cifras de la GSMA y la Universidad de las Naciones Unidas.

En un nuevo estudio eWaste en América Latina, la GSMA afirma que los equipos de TIC, y en particular los teléfonos móviles, conforman un segmento relativamente pequeño de la basura electrónica mundial.

La investigación estima que al año se descartan 189 kt de teléfonos móviles, de los cuáles, 17 kt le corresponden a la región. “Esto significa que en todo el mundo, los residuos electrónicos generados por teléfonos móviles representan menos del 0.5 por ciento del total, y esta proporción se repite en Latinoamérica”, agrega.

La GSMA advierte también que en América Latina la tasa de crecimiento de desechos electrónicos es mayor al promedio mundial. Se espera que la cantidad de residuos electrónicos regionales aumente a 4 mil 800 kt en 2018. Se trata de un crecimiento de 70% respecto a 2009, mientras que, a nivel global, se espera un crecimiento de 55%. En América Latina, la tasa de crecimiento anual esperada se reducirá de 7% en 2012 a 5% en 2018.

Por país, la GSMA estima que en 2014 Brasil fue el principal generador de desechos electrónicos, un total de 1 mil 412 kt, seguido por México con 958 kt, Argentina con 292 kt y Colombia con 252 kt.

Sin embargo, cuando se considera la cantidad de desechos por persona, se encontró que Chile muestra un promedio de 9.9 kg por persona al año, seguido por Uruguay con 9.5 kg, Surinam con 8.5 kg y Panamá y México con 8.2 kg, cada uno.

La GSMA llama la atención sobre la importancia de establecer políticas claras para el manejo y control de los desechos eléctricos y electrónicos en el mundo, los cuales pueden ser nocivos para la salud de las personas. Por ejemplo, en algunos países se lleva a cabo la recolección clandestina de materiales en basureros, realizada incluso por niños.

Advierte que sólo unos pocos países de América Latina tienen proyectos de ley específicos sobre la gestión de los desechos electrónicos. En la mayoría de los casos, la gestión de los residuos electrónicos está regulada en la legislación general de residuos peligrosos.

En ese sentido, señala que los países deben tomar en consideración cuatro elementos principales a evaluar en sus políticas de control de desechos: la presencia de materiales tóxicos en algunos dispositivos, la posibilidad de extender la vida útil de los aparatos, el costo de recolectar y reciclar materiales de aparatos desechados y la recuperación de materiales valiosos o escasos.

Los principios clave para el desarrollo de políticas e-waste incluyen generar campañas de concienciación, asegurar un acceso fiable a materias primas, recolección selectiva de teléfonos móviles, eficiencia en el proceso de recuperación, fomentar el desarrollo de infraestructura para gestión y reciclaje de e-waste, y reconocer el principio de responsabilidad extendida del productor.

Comentarios