Las cinco misiones espaciales más importantes de 2018

Por en Astronaútica

Este año será significativo para la industria espacial con diferentes proyectos, desde viajes a la Luna y Mercurio, hasta investigaciones en los confines del Sistema Solar.

Cromo - El Observador. Se espera que este 2018 sea un año significativo para la industria espacial con lanzamiento de cohetes al espacio, viajes a la Luna, Mercurio y Marte y, entre otras visitas, a los confines del Sistema Solar.

Cohetes

Entre los lanzamientos más esperados se encuentra el del cohete Falcon Heavy, de la compañía SpaceX. Hace tiempo se viene postergando su lanzamiento, aunque lo último que se mencionó es que finalmente se realizaría a fines de enero.

Por otro lado, también se espera el lanzamiento del cohete japonés ultraligero SS-520-4 que tiene como finalidad trasladar un satélite de 3 kilogramos a la órbita.

Naves y estaciones espaciales

En 2014, la NASA le pidió a SpaceX que desarrollara una nave espacial tripulada. Llamada Dragon 2, esta efectuaría este año el primer vuelo no tripulado. Tendrá la capacidad de trasladar hasta siete tripulantes a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Elon Musk contó que la nave podrá realizar vuelos en el modo automático, aunque también se podrá activar el modo manual. Además, contará con cápsula reutilizable de tripulación.

Por otro lado, también está la astronave Starliner de la empresa Boeing, que también forma parte de un proyecto de la NASA, y será capaz de aterrizar directamente en tierra firme y no en el agua.

Otro lanzamiento que se espera que se lleve a cabo en 2018 es el del módulo laboratorio multipropósito Nauka, de la empresa espacial rusa Roscosmos, y la idea es que llegue a ser un componente de la EEI.

Servicios de internet satelital de órbita baja

OneWeb, el operador de internet, tiene planes de lanzar 2 mil satélites para garantizar el acceso a internet. Para esto, la compañía debió establecer una producción masiva. Un socio importante en este proyecto es Rusia, quien es responsable de una gran cantidad de satélites.

Viajes interplanetarios

Para mayo de 2018 hay planes de enviar la nave espacial InSight de la NASA con dirección a Marte, con el objetivo de hacer una perforación en la superficie de dicho planeta e investigar las ondas sísmicas y flujos térmicos en su interior.

Además, en octubre, un grupo de estaciones interplanetarias se dirigirá a Mercurio como parte de la misión BepiColombo. Dos satélites explorarán la superficie y la exósfera del planeta. Uno de ellos tendrá el objetivo de detectar elementos químicos en la corteza de Mercurio y buscar agua bajo su superficie.

Hasta la fecha, únicamente dos misiones han explorado el primer planeta del Sistema Solar: la Mariner-10 de la NASA, que orbitó este mundo entre 1974 y 1975, y la MESSENGER, también de la agencia espacial estadounidense, que realizó tres sobrevuelos en 2008 y 2009.

La cercanía al Sol complicará el trabajo de BepiColombo, ya que las naves tendrán que soportar temperaturas que superan los 350°C y dosis altísimas de radiación, convirtiéndose en uno de los proyectos planetarios a largo plazo más desafiantes.

El aparato Parker Solar Probe de la NASA, por su parte, se acercará al Sol, a una distancia de aproximadamente 6,5 millones de kilómetros. Se espera que la nave entre a la corona solar y, de esta forma, poder identificar los procesos relacionados con la radiación y el viento solar. La nave soportará dosis de radiación y temperaturas elevadísimas: más de 1.370ºC.

Este acontecimiento está previsto que se lleve a cabo en el verano estadounidense de 2018, y se estima que la nave alcance su objetivo en 2024.

Además, se espera que la misión Osiris-Rex alcance el asteroide Bennu en octubre, con el fin de recoger una muestra que oscile entre los 60 gramos y los 2 kilos. La sonda funcionará como un auténtico minero en el espacio para determinar la composición química de este cuerpo rocoso y saber más acerca del origen de la vida.

Regreso a la Luna

Seis misiones espaciales privadas y por lo menos una pública aspiran a llegar a la Luna a lo largo del 2018 en lo que podría ser el año con más actividad en el satélite en la historia de la exploración espacial.

Este año se llevará a cabo la competición espacial Google Lunar X Prize, que tiene como objetivo efectuar un correcto lanzamiento de una astronave que aterrice en la Luna. En su etapa final participarán cinco equipos: Moon Express (EEUU), SpaceIL (Israel), KAJUTO (Japón), TeamIndus (India) y Synergy Moon (equipo internacional). Los rusos participaron en las primeras etapas del concurso pero no consiguieron recursos suficientes para financiar su proyecto.

Por su parte, la agencia espacial india tiene la idea de efectuar un aterrizaje automático en la zona circumpolar de la Luna y lanzar un pequeño vehículo lunar llamado Chandrayaan-2 el 2 de mayo de 2018.

En tanto, China tiene planes de realizar dos lanzamientos para explorar el lado oscuro de la luna. Este sería el primer aterrizaje de ese lado del satélite.

A esto hay que añadir el proyecto de la empresa SpaceX de enviar los dos primeros turistas a la Luna a finales de año. Los analistas del sector, sin embargo, consideran improbable que SpaceX pueda cumplir el calendario y vaticinan que la misión tripulada deberá retrasarse a 2019 o 2020.

Los próximos meses también serán cruciales para las ambiciones de exploración lunar de EEUU. Después de que el presidente Donald Trump anunciara el 11 de diciembre que la NASA volverá a enviar astronautas a la Luna, en febrero se sabrá qué presupuesto propone destinar la Casa Blanca a este objetivo en el 2019.

En la misma línea, la Agencia Espacial Europea (ESA) sigue impulsando su proyecto Moon Village, que intenta crear un marco de cooperación pacífica en la Luna en un momento en que el espacio se está abriendo al sector privado.

Comentarios