La Estación Espacial Internacional estará abierta para turistas

Por en Astronaútica

La NASA anunció que astronautas privados podrán ir a la Estación Espacial Internacional a partir de 2020 para trabajar en sus actividades comerciales.

La agencia espacial estadounidense, NASA, anunció el viernes que abrirá en la Estación Espacial Internacional (EEI) un centro de operaciones para las actividades de empresas comerciales, lo que incluirá estancias de hasta 30 días para astronautas del sector privado.

"La NASA abre la Estación Espacial Internacional a oportunidades comerciales", anunció en Nueva York Jeff DeWit, director financiero de la agencia estadounidense. "La NASA autorizará dos misiones cortas de astronautas privados por año", precisó Robyn Gatens, director adjunto de la estación.

"La comercialización de la EEI permitirá que la NASA enfoque sus recursos en el envío del próximo hombre y la primera mujer a la Luna en 2024", dijo el principal funcionario financiero de la Nasa, Jeff DeWit, en una rueda de prensa.

"La oferta de oportunidades ampliadas en la EEI para la manufactura, comercialización y promoción de productos y servicios comerciales, ayudará a expandir los mercados de exploración espacial para muchas compañías", señaló la agencia en un comunicado.

Como parte de esta iniciativa, a partir de 2020, la NASA otorgará permisos de hasta 30 días para que los astronautas del sector privado vayan a la EEI a trabajar en actividades comerciales. Según matizó la agencia, los visitantes podrán ser de cualquier nacionalidad.

Mira también: El módulo para misión a la luna de Jeff Bezos cargaría hasta 6,5 toneladas métricas

SpaceX y Boeing llevaran a los astronautas

Solo dos compañías, SpaceX, con la cápsula Crew Dragon, y Boeing, que construye la Starliner, elegirán a los "astronautas privados", como los denomina la NASA, y los llevarán hasta la estación.

El coste del viaje será de aproximadamente US$58 millones, más o menos lo que pagará la agencia estadounidense a estas empresas por transportar a sus astronautas. La cuestión es que ni la Dragon ni la Starliner están listas todavía. En teoría, las cápsulas deben estar operativas a fines de 2019, pero ello depende del éxito de varias pruebas. 

Lo que sí pagarán los turistas a la NASA será la estancia en órbita: alimentos, agua, inodoros y todo el sistema de soporte de vida a bordo, desarrollado y financiado durante décadas por los contribuyentes estadounidenses.

Según DeWit, el coste será de cerca de US$35 mil por visitante y día, a lo que hay que sumar, en caso de que se quiera, el consumo de internet: US$50 por gigabyte.

Estados Unidos posee la mayoría de los módulos

La Estación Espacial Internacional no pertenece en exclusiva a la NASA. El proyecto se inició junto a Rusia en 1998, y otros países participan y envían también astronautas, aunque Estados Unidos posee y controla la mayoría de los módulos.

Estos turistas espaciales no serán los primeros en dormir en la estación, ya que el empresario estadounidense Dennis Tito estuvo en la EEI en 2001, tras pagar a Rusia cerca de US$20 millones. Desde entonces, otros millonarios han estado en la estación, como el canadiense Guy Laliberté, fundador del Cirque du Soleil, en 2009.

Las naves rusas Soyuz han sido desde 2011 el único taxi humano a la EEI, donde permanentemente hay entre tres y seis miembros de la tripulación a bordo. Actualmente lo habitan tres estadounidenses, dos rusos y un canadiense. Rusia planea volver a organizar vuelos turísticos a finales de 2021.

Comentarios