Kyong-yul Lee: “Lanzaremos la Red de Ciudades Inteligentes con grandes ciudades de Asia Nororiental y, por qué no, Corea del Norte”

Por en Smart City

El secretario general de World Smart Sustainable Cities Organization comparte el trabajo de su organización para la creación de comunidades internacionales, en que participan ciudades de América Latina y, en un futuro, de Corea del Norte.

Kyong-yul Lee es el secretario general de World Smart Sustainable Cities Organization (WeGO), una organización que reúne 150 ciudades miembros y 25 corporaciones con el objetivo de ayudar a crear ciudades inteligentes alrededor del mundo.

En conversación con AméricaEconomía, Lee expuso los planes de expansión de la organización en América Latina a través de la oficina regional en Ciudad de México, como también del proyecto de incluir las ciudades de Corea del Norte en las diversas actividades de WeGO.

- ¿Cuáles son los principales objetivos de WeGO y cómo trabajan con las ciudades alrededor del mundo?

- WeGO fue creado hace 9 años, como una iniciativa de la ciudad de Seúl y actualmente está ubicado en Seúl, pero no representa el gobierno de Corea ni de Seúl. Somos una organización internacional, neutral e independiente.

Fuimos fundados por 50 ciudades miembros y actualmente somos 150, más 25 miembros corporativos. Entonces, somos ciudades y compañías trabajando juntos para construir ciudades inteligentes alrededor del mundo. Compartimos información y las mejores prácticas a través de 20 a 25 conferencias y workshops internacionales al año y, además, somos una plataforma para ciudades inteligentes que buscan un sentido de dirección.

- ¿Cuáles son sus estrategias para construir una ciudad inteligente?

- En primer lugar, necesitamos entender qué es una ciudad inteligente. Mi definición, es que es una ciudad feliz para personas inteligentes.

Entonces, nuestra primera estrategia es entregar información y las mejores prácticas a nuestras ciudades miembros. También hacemos matchmaking entre las ciudades y compañías para que puedan trabajar juntos. Por ejemplo, si una ciudad tiene cierta necesidad y las empresas pueden proveer de una solución, nosotros mediamos la relación. Y, finalmente, buscamos que nuestras ciudades miembros puedan exhibir sus soluciones y políticas de ciudades inteligentes a otras ciudades para que todos puedan aprender.

- ¿Cuál es el rol de la tecnología al momento de construir una ciudad inteligente?

- En las ciudades puedes encontrar trabajo, más entretenimiento y otras cosas que no encuentras en lugares menos urbanizados. Por eso vivimos en grandes ciudades, pero eso genera problemas de saneamiento y agua, gestión de residuos, seguridad, transporte y más. Y las tecnologías inteligentes que pueden resolver todos estos problemas se vuelve un rasgo fundamental de una ciudad.

Por ejemplo, Seúl tiene un sistema de información de transporte público llamado Topis. Es un sistema construido por varios agentes y autoridades, que trabajan con organizaciones como la policía, y recolectan datos de cámaras de seguridad y otros dispositivos. Entonces, Topis procesa esta información y lo hace accesible a los ciudadanos. Ellos pueden ver esta información a través de sus teléfonos o a través del tablero de información que está en cada uno de las paradas de buses.

Y esto lo podemos replicar en seguridad, en gestión de residuos y saneamiento.

- Si la tecnología es uno de los rasgos, ¿cuál sería el elemento principal y que una ciudad necesita para ser inteligente?

- Como dice mi definición, debemos colocar en el mismo nivel de importancia la felicidad de las personas. Por ejemplo, ¿conoces la ciudad ficcional de Oceanía? Es de la novela 1984 de George Orwell, donde el Gran Hermano te está observando todos los días y donde no existen problemas prácticos. No hay problemas de agua, de sanidad ni de transporte, pero las personas están tristes. Eso no es una ciudad inteligente.

Una ciudad inteligente es una ciudad conveniente que tiene soluciones inteligentes, pero que al mismo tiempo puede proveer felicidad a las personas. Oceanía no lo es.

¿Cuáles son los próximos proyectos de WeGO? Y, especialmente, ¿cómo piensan avanzar con Corea del Norte?

Una de nuestras prioridades es extender nuestra presencia en América Latina. Luego, también buscamos establecer una productiva asociación con países ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático). En noviembre pasado, establecimos una red de ciudades inteligentes con 26 ciudades de esta región, y ahora estamos preparando un evento para reunir a todos sus gobernadores en Corea.

Y finalmente, como mencionaste, estamos viendo cómo podemos trabajar con Corea del Norte. El año que viene, vamos a lanzar nuestra Red de Ciudades Inteligentes de Asia Nororiental que incluye las mayores ciudades de esta región, incluyendo ciudades de China, Corea, Japón, Mongolia, Rusia oriental y, por qué no, Corea del Norte.

Estamos trabajando fuertemente y tenemos una fuerte confianza de que vamos a lograrlo. No solo porque las relaciones entre los países están mejorando, sino porque los proyectos de ciudades inteligentes son temas apolíticos y humanitarios. Creemos que las ciudades norcoreanas como Pyongyang, Wonsan y Kaesung tendrán una gran aspiración para trabajar en conjunto.

AMÉRICA LATINA INTELIGENTE

- ¿Cómo están las ciudades latinoamericanas en comparación a otras ciudades alrededor del mundo?

- Para ser honesto contigo, tengo muy poca experiencia personal en América Latina. Pero, según los estudios, el 81% de la población de esta región está viviendo en áreas urbanas y, en 2050, el 90% vivirá en estas zonas, mientras que el promedio mundial es 65%. Esto significa que América Latina tiene un gran desafío y la solución inevitable es que las ciudades sean inteligentes para resolver problemas urbanos inmediatamente.

Actualmente, en WeGO tenemos 10 ciudades miembros latinoamericanos, incluyendo dos ciudades mexicanas. Establecimos una oficina regional en Ciudad del México para extender nuestra representatividad en toda el área. Esperamos que a finales del año que viene tengamos más de 30 ciudades miembros que sean latinoamericanas.

¿Cuáles son tus recomendaciones a las ciudades latinoamericanas que buscan ser smart cities?

Lo primero es que las ciudades deben usar soluciones de ciudades inteligentes y, para ello, los oficiales y administradores deben estar abiertos a las nuevas formas de cambio. Ellos no son los dueños de la ciudad, sino los ciudadanos.

Esto también significa que deben aprender a trabajar con las personas. Esto es, salir del esquema del 3P (public and private partnership) y adoptar el 4P (public, private and people partnership). Esto por dos razones: las compañías tienen una tendencia de jactarse de sus productos que normalmente no son tan útiles. Y, en segundo lugar, estas compañías intentan recibir más fondos que lo necesario, lo que significa más desembolso del dinero de los contribuyentes. Es por eso que los ciudadanos deben participar y decidir qué necesitan y supervisar lo que las compañías y los oficiales públicos están haciendo.

Por último, es que a pesar que las ciudades no tengan muchas aplicaciones tecnológicas, los ciudadanos son felices, eso lo hace ser una ciudad inteligente. Retomando el tema de Oceanía, hay que crear un balance entre felicidad y tecnología.

- ¿Cómo podría ayudar WeGO a estas ciudades?

- Nosotros ofrecemos gratuitamente a las ciudades miembros el Sistema de Participación Ciudadana. Te conté sobre la tecnología y la felicidad de las personas. En el mismo nivel de importancia, debería estar la apropiación de las personas de la ciudad. En el caso de Seúl, existe un sistema online que funciona 24/7, que recibe 25 mil reclamos y propuestas de reforma por día y la mayoría son respondidas en un par de horas. Entonces, nosotros compartimos una versión de este sistema a nuestras ciudades miembros. 

También estamos terminando de desarrollar nuestra guía de Smart City. Con esta guía, que saldrá a finales de este año, las ciudades podrán auto diagnosticarse su nivel de inteligencia.

 

Comentarios