India despega con éxito misión al inexplorado polo sur de la Luna

Por en Aeronáutica

La organización de Investigación Espacial de la India comunicó que el vehículo no tripulado Chandrayaan-2 fue inyectado con éxito a la órbita esperada. Con esta misión, India se convertiría en el cuarto país en posarse en el satélite natural de la Tierra.

El vehículo GSLV-MkIII, el más potente de la agencia espacial india ISRO, despegó a las 14H43 hora local (09H13 GMT) desde su centro de lanzamiento de Sriharikota, en el sureste de India, según mostró en directo durante la cuenta atrás la organización de Investigación Espacial de la India (ISRO).

El vuelo, sin tripulantes, constituye el proyecto más ambicioso de la agencia espacial india, y se desarrollaba, por el momento, conforme a las previsiones.

"Estoy muy feliz de anunciar que el vehículo GSLV Mark III ha inyectado con éxito la Chandrayaan-2 en la órbita esperada", anunció entre aplausos el jefe de la ISRO, Kailasavadivoo Sivan, desde el centro de control de la agencia espacial.

El éxito de la operación se confirmó 17 minutos después del lanzamiento, un alivio para la agencia espacial india después de una semana difícil tras haber tenido que abortar un primer intento.

"Este es el comienzo de una viaje histórico de la India hacia la Luna, con su aterrizaje en un lugar próximo al polo Sur, para llevar a cabo experimentos científicos", añadió Sivan, quien repitió durante su discurso la importancia de este "día histórico" para el país.

También recordó cómo el primer intento, que había sido programado para la madrugada del pasado lunes 15, tuvo que ser suspendido por un problema en el sistema del vehículo de lanzamiento cuando faltaba apenas una hora para el despegue, algo que fue resuelto en 24 horas, remarcó el jefe de la ISRO.

Chandrayaan-2 ("Carro lunar 2" en hindi) tenía previsto ser lanzada el 15 de julio, pero los responsables anularon la cuenta atrás 56 minutos y 24 segundos antes del despegue, debido a un "problema técnico" del que ISRO no dio detalles oficialmente. Según la prensa local, se habría tratado de una fuga en la pieza de combustible de helio del motor criogénico de la parte superior del cohete GSLV-MkIII.

Esta es la segunda misión de exploración lunar de la India después de que su versión anterior, el Chandrayaan-1, fuera puesto en la órbita lunar en noviembre de 2008.

La misión Chandrayaan-2 tiene como objetivo posar un aterrizador y un vehículo de exploración cerca del polo sur de la Luna, para descubrir más sobre la composición mineral del satélite y la presencia de agua; además de colocar una sonda en órbita lunar.

La agencia espacial espera ahora que la aeronave se pose sobre la superficie lunar dentro de "48 días", después de recorrer los 384.000 kilómetros que separan a la Tierra de la Luna.

Si la misión tiene éxito, India se convertiría en la cuarta nación que logra colocar un aparato en suelo selenita, después de la Unión Soviética, Estados Unidos y China, y la primera en posarse en el polo sur del satélite. Una sonda israelí falló en su alunizaje en abril y se estrelló.

La nación asiática cuenta con uno de los programas espaciales más activos del mundo y comenzó a colocar satélites en la órbita terrestre en 1999.

Los logros de la ISRO se acentúan si se tiene en cuenta que contó con un presupuesto en 2017-18 de unos 1.176 millones de euros frente a los 17.401 millones en 2019 de la NASA, unos recursos limitados que no han impedido que la organización india se haya ganado a pulso una reputación favorable.

Nueva Delhi destinó US$140 millones (124 millones de euros) en Chandrayaan-2, una suma muy inferior a las de otras grandes agencias espaciales para misiones de este tipo.

Comentarios