Google anuncia su propia aplicación de mensajería que competirá con WhatsApp

Por en Desarrollo

La compañía estadounidense proveerá el servicio de la próxima generación de protocolo de mensajería, RCS, que reemplazará los SMS tradicionales y no necesitará internet para funcionar.

Google anunció el lanzamiento de su servicio de mensajería instantánea, un nuevo estándar que reemplazaría el SMS (servicio de mensajes cortos, por sus siglas en inglés), reportó The Verge.

El nuevo protocolo de mensajería instantánea se llama RCS (Rich Communication Service) y fue desarrollada por Google en conjunto con las operadoras de telefonía móvil. La iniciativa surgió para crear un producto que reemplazara el SMS, ya obsoleto por la llegada de aplicaciones como WhatsApp y Telegram.

A través de la misma aplicación e SMS tradicional, el RCS permitirá enviar textos, imágenes, videos, realizar videollamadas y chats grupales de forma gratuita y no va a requerir conexión a internet.

A pesar de que la tecnología es prometedora y ofrece muchas posibilidades para los usuarios y empresas, el plan de despliegue – que estaba a cargo de las operadoras – fue un desastre. Según The Verge, Google dice que actualmente el RCS está en “24 mercados”, pero no significa que sea útil, ya que no hay compatibilidad entre distintas compañías de telefonía y tampoco entre los modelos de celulares.

Entonces, en vez de esperar a que las operadoras se pongan de acuerdo y promuevan el nuevo servicio, Google decidió lanzar el servicio por cuenta propia.

Actualmente, este servicio se lanzará solo en Reino Unido y Francia y se extenderá a más países durante este año.

¿Cómo funciona el RCS?

Cuando el servicio esté disponible, el usuario podrá abrir la aplicación Mensajes de Android y aceptar la actualización al RCS. Podrá conversar a través con cualquier celular que tenga la tecnología, sin importar el modelo del dispositivo o si el prestador de servicio sea Google u otra operadora.

En el caso de que el celular a la que se envía un mensaje no tenga soporte de RCS, no importa. Funcionaría de la misma manera que un SMS tradicional, pero con menos funcionalidades.

Apple no ha anunciado si los iPhones tendrán soporte de RCS.

El lado negativo del RCS es que los mensajes no están cifrados de extremo a extremo, mientras que aplicaciones como WhatsApp, iMessages y hasta Messenger de Facebook afirman que encriptan todos los datos. Esto dejaría una puerta abierta para que las operadoras o agentes gubernamentales accedan a las conversaciones.

“Nosotros creemos que la comunicación, especialmente los mensajes, es altamente personal y los usuarios tienen el derecho de privacidad para sus comunicaciones. Y estamos totalmente cometidos para encontrar una solución para nuestros usuarios”, dijo a The Verge el jefe de producto de Mensajes de Android, Sanaz Ahari.

Comentarios