Fenómeno Fortnite mantiene bajo tensión a firmas de videojuegos estadounidenses

Por en Videojuegos

Empresas como Activision-Blizzard, EA Games y Take-Two Interactive tuvieron resultados por debajo de lo esperado. Estos números estarían afectados, en parte, por el aumento en el consumo de juegos online free-to-play.

Las empresas estadounidenses más grandes de videojuegos han reportado que atraviesan momentos complicados, los que incluyen recortes de puestos de trabajo así como resultados y pronósticos decepcionantes, en un mercado transformado por el auge de juegos móviles y de juegos online como Fortnite. 

Activision-Blizzard, reportó un récord de ventas -tanto físicas como digitales- llegando a cerca de US$7.200 millones (en comparación a los US$7.160 millones del 2017). Sin embargo, la empresa reveló que despedirá al 8% de sus trabajadores, es decir, a 775 empleados de un total de 9 mil.

El grupo argumentó ventas decepcionantes de ciertos juegos, como Destiny 2: Forsaken o la última entrega de la franquicia Call of Duty, así también una cantidad de usuarios y compras integradas en juegos más bajas de lo esperado.

“Aunque logramos un desempeño récord en 2018, ha estado por debajo de nuestras expectativas” y por ello “nuestras previsiones para 2019 están por debajo de lo que es posible en un sector lleno de oportunidades de crecimiento”, admitió el CEO de la empresa, Bobby Kotick.

De acuerdo con el medio estadounidense Variety, esta medida tiene como objetivo el enfocar todos sus recursos a las franquicias que mayores ingresos les genera a la empresa como lo son Call of Duty, Candy Crush, Overwatch, Warcraft, Hearthstone y Diablo. Estos títulos verán sus efectivos crecer gradualmente en un 20%, según la compañía. Por otro lado, se “eliminarán de las prioridades a las iniciativas que no cumplen con las expectativas”, afirmó el directivo. 

Overwatch. Foto: Blizzard.

Esta decisión se debe a que sus títulos más populares han comenzado a perder terreno frente al éxito mundial que supone Fortnite, editado por Epic Games.

Fortnite, que es de acceso gratuito o free-to-play, generó US$2.400 millones en ingresos el 2018 gracias a las actualizaciones que añaden cada vez más contenido para personalizar a los personajes y a las armas. Según las cifras divulgadas por sitios web especializados, el juego ya cuenta con más de 200 millones de usuarios.

Por su parte, Electronic Arts (EA) tambien anunció la semana pasada, que sus resultados y pronósticos estuvieron por debajo de las proyecciones del mercado, destacando la competencia feroz en el sector.

EA, que produce el juego de fútbol FIFA (entre otros títulos de deportes), admitió haber experimentado un trimestre difícil debido a las bajas ventas de Battlefield V, lo que le obligó a reducir su pronóstico para el año.

Battlefield V. Foto: EA Games.

“La industria de los videojuegos continúa creciendo en un año de intensa competencia y profundos cambios”, expresó el presidente del grupo, Andrew Wilson.

Además de las ventas decepcionantes de Battlefield V, el grupo citó la competencia durante las vacaciones de Red Dead Redemption 2, Assassin’s Creed Odyssey o de Call of Duty: Black Ops 4.

Sin embargo, no todo fue negativo para EA, su más reciente juego Apex Legends ya cuenta con más de 25 millones de usuarios y declararon a través de las redes sociales, tener como objetivo anteponerse al gigante que supone Fortnite entre los títulos del género Battle Royale.

Mientras tanto, Take-Two Interactive, que lanzó en octubre Red Dead Redemption 2 y que también distribuye el famoso juego “Grand Theft Auto”, revisó al alza su perspectiva de facturación anual, pero también registró resultados por debajo de las proyecciones de los analistas.

Comentarios