El retroceso de Trump que le vuelve a abrir las puertas a Huawei

Por en Gobierno

El mandatario dijo que no creía que la presencia de Huawei en la "lista de entidades" fuera justo para los proveedores estadounidenses, que estaban molestos con la medida, por lo que levantó la prohibición de venderle productos a la tecnológica china.

Estados Unidos y China acordaron reiniciar las conversaciones comerciales, después de que el presidente Donald Trump ofreciera concesiones que incluían la renuncia a nuevos aranceles y una flexibilización de las restricciones a la empresa tecnológica Huawei para reducir las tensiones con Pekín.

La administración Trump ha dicho que la firma china está demasiado cerca del Gobierno de China y representa un riesgo para la seguridad nacional, y ha presionado a los aliados de Estados Unidos para que mantengan a Huawei fuera de las infraestructuras de telecomunicaciones de próxima generación 5G.

El Departamento de Comercio de Trump ha puesto a Huawei en su “lista de entidades”, prohibiendo en la práctica que la empresa compre piezas y componentes de empresas estadounidenses sin la aprobación del Gobierno de Estados Unidos.

Ahora, Trump le hizo una ofrenda de paz a Xi en torno a la cuestión de Huawei Technologies Co, el fabricante de productos para redes de telecomunicaciones más grande del mundo, para retomar relaciones.

El mandatario estadounidense dijo que no creía que la prohibición fuera justa para los proveedores estadounidenses, que estaban molestos con la medida. “Lo permitimos porque no era una cuestión de seguridad nacional”, dijo.

Pese a que el anuncio ha levantado muchas expectativas, estos primeros comentarios no han esclaricido del todo el panorama. Según reporta la prensa local, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el domingo en Fox News que la decisión de Trump no fue “una amnistía”. Repitió que Huawei puede reanudar la compra a empresas estadounidenses siempre que no presente un problema de seguridad nacional. Así, agregó, el Departamento de Comercio “probablemente” estaría estudiando cómo “otorgar algunas licencias temporales” para que las empresas estadounidenses reanuden sus negocios con Huawei.

Aunque Trump no especificó qué empresas podrán volver a vender a Huawei (Intel o Google con su sistema Android, por ejemplo), sí dejó el panorama abierto: "Las compañías estadounidenses pueden vender sus equipos a Huawei. Estoy hablando de equipos donde no exista un gran problema de emergencia nacional. Tenemos muchas grandes compañías en Silicon Valley con sede en diferentes partes del país, que hacen equipos extremadamente complejos. A ellos les estamos dejando vender a Huawei".

Las conversaciones entre Estados Unidos y China deben seguir y, en esa línea, aún quedan muchos aspectos comerciales por resolver, entre ellos, el estatus final que tendrá Huawei. Hoy por hoy, pese a esta licencia, la tecnológica china sigue en la lista de entidades apuntadas por el gobierno, pero todo parece indicar que la gran muralla de bloqueo oficial s eha levantado y, al menos para los usuarios, todo vuelve a la normalidad.

Fotografía: Xinhua.

Comentarios