El desconocido mundo de los dominios .com

Por en Internet

En AETecno conversamos con el CEO de Sedo.com, la principal plataforma de compraventa de dominios de internet en el mundo, sobre los misterios de este mercado con el que facturan hasta US$100 millones al año.

El popular y conocido dominio .com cumplió 30 años durante 2015, sin embargo, muchas personas todavía desconocen completamente cómo funciona este mundo que marca todas las páginas que vemos hoy en día en línea.

Un hábito cotidiano que, además, no sólo está marcado con esta mítica terminación. Día a día aparecen nuevos sistemas que dejan de atrás los clásicos .es, .mx o .pe, y pasan a ser palabras completas como .moda, .casino, .world.

Para entender un poco cómo serán las próximas direcciones de internet, conversamos con Tobias Flaitz, CEO de Sedo.com, la principal plataforma de compraventa de dominios de Internet en el mundo.

El proceso de compra y venta de dominios suele ser un mundo no tan conocido para los usuarios finales. ¿En qué consiste y cómo funciona?

Un buen producto necesita un nombre de marca y una dirección en Internet con gancho en la medida de lo posible. En los primeros años de la red resultaba fácil dar con un nombre apropiado, pero en la actualidad prácticamente todos los nombres susceptibles de tener éxito ya han sido asignados. Para dar con un nombre que describa bien la oferta en cuestión se requiere mucho tiempo de búsqueda y con frecuencia no se obtienen resultados satisfactorios. Una alternativa es adquirir un nombre ya registrado. 

Sedo se ha marcado como tarea ofrecer la  mejor y más amplia selección de nombres de dominio, simplificar la transferencia de dominios "usados" y optimizar las operaciones correspondientes. Para ello debe hacer frente a una serie de requisitos importantes: Los compradores desean elegir de manera rápida y sencilla nombres utilizables a partir de una amplia selección en la medida de lo posible y realizar la compra sin demasiados rodeos. Quieren estar seguros de que el mejor nombre no se les pase inadvertido. Los vendedores que ya no necesitan su dominio desean conseguir a cambio un precio justo. Están interesados en que su dominio llegue al mayor número posible de potenciales compradores. 

Los compradores desean elegir de manera rápida y sencilla nombres utilizables a partir de una amplia selección en la medida de lo posible y realizar la compra sin demasiados rodeos. Quieren estar seguros de que el mejor nombre no se les pase inadvertido.

Solamente una plataforma comercial que tenga acceso a una red completa puede dar respuesta a estas expectativas. Como Sedo, la plataforma comercial de dominios más grande del mundo. La valoración que Sedo proporciona para cualquier nombre de dominio, así como la innovadora herramienta de propuesta de precio sirven de elementos auxiliares para la búsqueda de precios. Por otro lado, las noticias actuales del comercio internacional de dominios incrementan la transparencia de mercado para todas las partes implicadas. 

Un buen producto necesita un nombre de marca y una dirección en Internet con gancho en la medida de lo posible. En los primeros años de la red resultaba fácil dar con un nombre apropiado, pero en la actualidad prácticamente todos los nombres susceptibles de tener éxito ya han sido asignados

¿Cuáles son las ventajas para una empresa en comprar un tipo de dominio diferente? ¿Es arriesgado optar por un dominio que no sea el clásico .com? ¿qué ventajas tienen estas alternativas?

Además de las extensiones establecidas como .com, .es o .mx, en la actualidad hay cerca de 1000 nuevas terminaciones en el mercado. Entre ellas se encuentran 3 tipos diferentes: TLD genéricos como .uno o .moda, TLD geográficos como .madrid o .paris y TLD de marca como .youtube o .toyota. En principio, todo el mundo puede acceder a los TLD genéricos y geográficos, mientras que los TLD de marca son de uso exclusivo de las respectivas marcas. 

Esta variedad y disponibilidad de dominios, que va aumentando progresivamente, actualmente no cambia nada en el hecho de que para las empresas de los respectivos ccTLD (por ejemplo, .es para España o .mx para México) y la variante .com se mantienen las terminaciones más importantes. Estas deben ser parte de la estrategia de dominio y, por lo tanto, estar presentes en la cartera de dominios. El ccTLD correspondiente implica que uno puede presumir de estar presente en el idioma local y gozar de una gran confianza en la población.

La importancia de los nuevos TLD es mayor y los consumidores pueden adivinar de qué producto o servicio se trata de un simple vistazo. El que vea pantalones.moda sabe lo que encontrará y puede visitar la página con conocimiento de causa.

La variante .com, además, garantiza que se puede estar presente como marca internacional y ser percibida como tal. Las empresas deberían prestar atención a las nuevas terminaciones por las siguientes razones: La importancia de los nuevos TLD es mayor y los consumidores pueden adivinar de qué producto o servicio se trata de un simple vistazo. El que vea pantalones.moda sabe lo que encontrará y puede visitar la página con conocimiento de causa. Hasta ahora, todo lo que se encontraba a la izquierda del punto se consideraba una palabra clave importante, pero ahora todo lo que está a la derecha del punto también lo es. Esto puede tener un efecto positivo sobre los efectos en los buscadores. Ahora resulta más fácil identificar y encontrar a las empresas con referencia local, por ejemplo Flores-madrid.es se puede abreviar a flores.madrid.    

Especialmente las empresas más pequeñas y las nuevas empresas se pueden beneficiar de las nuevas terminaciones, porque ya no tienen que conformarse con alternativas que eran o demasiado largas o no estaban disponibles con la terminación óptima. En el mejor de los casos, se cuenta con una marca como dominio en el ccTLD y .com, y también algunos dominios con los nuevos gTLD, que son descriptivos, para generar tráfico adicional y para planificar esta estrategia de dominios a largo plazo.   

Cómo se ven dentro de un escenario donde va a llegar todo un nuevo tipo de dominios. ¿Cómo han visto la adopción de estos nuevos tipos de dominios en Sedo? ¿Es una tendencia o todavía no se afirma?

En Sedo ya se pueden obtener dominios con nuevos gTLD. Pero todavía estamos al principio, porque todavía hay muchos TLD nuevos que aún no están disponibles. Recientemente hemos creado un Top 10 de los dominios públicos más caros con los nuevos gTLD. Así se puede ver que, especialmente, los términos cortos, descriptivos fueron los más populares, pero aún es demasiado pronto para hablar del éxito de TLD individuales. 

Especialmente las empresas más pequeñas y las nuevas empresas se pueden beneficiar de las nuevas terminaciones, porque ya no tienen que conformarse con alternativas que eran o demasiado largas o no estaban disponibles con la terminación óptima.

Hoy en día a 30 años de la llegada del .com, ¿estos dominios siguen ocupando la gran parte de las compras de dominios? ¿aproximadamente cuándo podría cambiar este panorama?

No en vano .com también ha sido bautizada como la "terminación reina". Sigue siendo la más popular, tanto entre los compradores como entre vendedores e inversores. El precio medio de los dominios .com de Sedo supera ligeramente los US$2.500, y ha vuelto a aumentar en los últimos meses. En particular, porque los inversores y compradores procedentes de China apuestan cada vez más por la terminación .com, e invierten principalmente en los dominios numéricos y muy cortos. La terminación .com mantendrá su posición de liderazgo en los próximos años, y las nuevas terminaciones no cambiarán. Pero, como ya se ha mencionado, no se las debe considerar como competidoras de .com, sino más bien como una alternativa y un complemento.    

¿Puede existir un cambio importante en internet con la llegada de los nuevos dominios? (como la tendencia de las url cada vez más cortas, pensadas especialmente para equipos móviles y redes sociales) ¿Cuáles son las tendencias que ven para los próximos años?

En pocas palabras podemos afirmar que Internet crecerá aún más si cabe. En el sentido estricto de la palabra los TLD constituyen el comienzo de una nueva era: Cualquiera que ofrezca contenidos en Internet y desee distanciarse de otros competidores y solicitantes tiene ahora una nueva oportunidad. Desde el punto de vista de las empresas que hasta ahora no se han subido al tren con los TLD habituales como .com o .de, se trata de una oportunidad de asegurarse "una parte del pastel". Los presupuestos para marketing y cuestiones legales de algunas empresas se acercan así al umbral de lo no permitido. No obstante, los nuevos TLD ofrecen a largo plazo un enorme potencial. Permitirán incentivar nuevas innovaciones y conseguirán nuevos modelos de negocio y nuevos mercados. 

 La terminación .com mantendrá su posición de liderazgo en los próximos años, y las nuevas terminaciones no cambiarán. Pero, como ya se ha mencionado, no se las debe considerar como competidoras de .com, sino más bien como una alternativa y un complemento.  

Desde el punto de vista de los usuarios, los nuevos TLD pueden influir en el comportamiento de la navegación por la red, es decir, cuanta más oferta hay, más difícil es elegir. Los dominios y la manera en que navegamos por Internet están profundamente arraigados en la conciencia de los millones de usuarios de la red, por ello la introducción de estos nuevos TLD supone un paso crítico que puede dar lugar a cierto desconcierto entre muchos usuarios.

 Cualquiera que ofrezca contenidos en Internet y desee distanciarse de otros competidores y solicitantes tiene ahora una nueva oportunidad. 

Hoy sabemos que Google ha solicitado .docs, .youtube y .lol entre otras extensiones. Será por tanto interesante ver qué han planificado Google y también otras empresas innovadoras. No hay que olvidar que Internet está en continuo cambio y genera constantemente nuevos impulsos, lo que permite concienciarnos una vez más de esta nueva era.  Una cosa es segura: En cuanto estas nuevas extensiones se hagan públicas y se utilicen, Internet dejará de ser la red tal y como la conocemos hoy en día. 

Comentarios