Edgardo Torres-Caballero, de Mambu: “5G será un impacto gigante en la democratización de la banca en Latinoamérica”

Por en Empresas

En conversación con AméricaEconomía, el Director general para las Américas de Mambu, uno de los líderes mundiales en dar servicios de transformación digital a la banca, revela el impacto de esta tendencia que está acelerando los procesos en el mundo de las finanzas.

Por Cristian Aránguiz. La región enfrenta hoy uno de los procesos más intensos de transformación digital y la banca no se queda fuera de ellos. Con desafíos claros de modernización digital, uso de cloud, conectividad, aplicación de Inteligencia artificial y rapidez, las fintech aparecen como el aliado perfecto para los bancos a la hora de abrirse a la revolución 4.0. 

Es por ello que AméricaEconomía conversó con Edgardo Torres-Caballero, Director general para las Américas de Mambu, uno de los líderes mundiales en dar servicios de transformación digital a la banca, que ya opera en más de 55 países y presta servicios para un total de 170 clientes a nivel mundial.

-¿Qué oportunidad vieron en el mercado para poder dar a vida su servicio? ¿El modelo de negocios con el cual partieron es el mismo que ocupan hoy?

-Esta empresa nace hace como 10 años, si consideramos la etapa de desarrollar el software, y de esos diez años, siete trabajando en el mercado. Tenemos un core bancario, nativo en la nube, donde lo corremos en Amazon web services, y eso quiere decir para nuestros clientes, que básicamente los empodera para operar como empresa de tecnología con agilidad y flexibilidad en los proyectos que estén desarrollando. Dichos proyectos, que tienen que ver con la banca, son de ejecución muy rápida y en un periodo no superior a tres o cuatro meses ya están operando; en cambio otros proyectos que requieren migraciones masivas, como las que nosotros realizamos, no pasan por estar por debajo del año de implementación en promedio.

-A pesar del crecimiento de Mambu, hoy de alcance global, ¿se siguen definiendo como una fintech?

-Definitivamente es una fintech, ya que es tecnología financiera que empodera a nuestros clientes a ser más efectivos y ágiles. Yo creo que las fintech en ese contexto, tanto para operaciones que son disruptivas en el mercado financiero o para operaciones tradicionales de banca, ambas son amigas del proceso financiero digital, es por ello, que nuestros servicios en ese sentido, empoderan y habilitan la posibilidad de operar el negocio de una manera mucho más ágil, con un modelo de negocio Opex (Operational expenditures) , y lo más importante que mediante el modelo SaaS (Software as a Service) permite que nosotros le soportemos los releases y el mantenimiento de ese sistema. ¿Y por qué eso es importante en la banca? porque en el sector financiero bancario, tradicionalmente los grandes problemas con los sistemas “viejos”, era el mantener al día esos programas; y la consecuencia de eso era que hacía que los bancos tuvieran procesos de adopción tecnológica mucho más bajo en materia digital y que por consiguiente la oferta de productos hacia los clientes fueras más limitada en ese campo.

Lo que hemos creado como servicio, es todo lo opuesto a lo anterior expuesto. Permite que las instituciones financieras puedan diversificar su oferta de servicios, sacar esos nuevos productos en el mercado y reducir el costo operativo de como corren las mismas. Entonces en ese sentido el banco ya puede atender las necesidades centradas en los requerimientos de los clientes.

LEY FINTECH 

-El desarrollo de las fintech en Latinoamérica pareciera haber tenido un boom que da la impresión que ha ido desacelerando ¿Cuál es tu análisis al respecto?

-Yo creo que esa desaceleración o quedarse en una etapa temprana de levantamiento de capital es normal que existan en las fintech ya que algunas lo logran, otras están en un proceso de evolucionar u otras que inclusive nunca lo hacen. Dichas etapas son parte del ciclo de vida de una Fintech, y muchas de ellas vienen con ofertas diversificadas o disruptivas para el sector financiero. La realidad de Latinoamérica es que es un mercado muy diverso, donde tienes México y Brasil controlando principalmente el grosor de las Fintech en toda la región, donde Brasil obviamente por el tamaño ha tenido unos logros muy interesantes.

En la misma línea, si ves que el Banco de Desarrollo Interamericano tienen un reporte que ellos sacan una vez al año, y en último tiempo ha mostrado un crecimiento constante en materia de producción de Fintech se ve un aumento progresivo. Así que es positivo que existan muchas empresas de tecnología o que claro, después de un filtro, hay algunas que no llegarán a consolidarse, pero que salgan a flote una o dos de ellas el impacto de sus productos en el mercado suele ser de gran influencia. Si tú miras, por ejemplo, en Brasil una empresa fintech que se llama Stone Payments, que da servicios de pago, hace poco hizo una salida en la bolsa de Nueva York y la evaluación de esa compañía está por los US$7 mil millones de dólares, hoy cuenta ya con más de 3500 empleados en Brasil. Así que si existe el potencial de impacto positivo de una empresa Fintech y una sola de ellas que logre la consolidación tiene un efecto muy grande en los mercados, que es obviamente relevante y positivo para toda la región.

-¿Cómo has visto el desarrollo en países con economías donde han apostado fuertemente a fortalecer el ecosistema de Fintech como Argentina y Colombia?

-Bueno, si vemos mercados como en Colombia o Argentina también, tienen ambos una muestra de empresas que vienen a complementar servicios de tecnología muy importante para la banca y muchas de ellas son hoy nuestros socios o partners, en el sentido que pueden complementar las soluciones que nosotros traemos, sumados a las que ellos ya proveen; y junto con ello participan de los que sería un marketplace o un mercado donde nosotros tenemos soluciones conjuntas y le agregamos valor al cliente. Lo anterior, es uno de los grandes valores que vemos hoy en la región latinoamericana, la asociación estratégica de servicios entre diferentes fintech, y razón por la cual también a nosotros como empresa nos interesa mucho y participamos activamente de dicho mercado de asociaciones e inversiones.

-Pensando en este panorama regional, ¿sería bueno tener una ley que impulse de mejor manera estas empresas o su funcionamiento va impulsado por la calidad de soluciones que ofrecen al mercado?

-Mira, lo que hemos visto en la región es una muestra de ambas cosas. En México hay una ley Fintech, que específicamente se llama así, que busca promover y dar ciertos espacios de flexibilidad para las operaciones de ellas dentro del ecosistema bancario, y como sabemos dicho ecosistema mexicano es altamente regulado por el Estado. Mientras que, por otro lado, vemos en otros casos como el de Brasil, donde hay un caso activo con el Banco Central de Brasil, donde han sido muy energéticos en promover, por ejemplo, la utilización de la nube, es decir, a la nube pública, como el Amazon web services, y con ello permitirle a las instituciones financieras Fintech colocar esa información en nubes de ese tipo e inclusive costear ese proceso. Lo anterior le da a las Fintech agilidad y potencia en relación a apoyar al crecimiento de la bancarización en los países donde actúan y obviamente impulsar el desarrollo económico.

Por otro lado, hay otros países que dejan el impulso de las Fintech a los movimientos de los mercados, que sería el ejemplo de los Estados Unidos, donde se deja que sea el mercado mismo el cual vaya definiendo algunas de estas reglas. Ahora, yo creo que en general siempre es positivo que sea el regulador (Estado) el que le dé la bienvenida a la innovación, ya que eso genera crecimiento y flexibilidad para implementar nuevas soluciones que al final del día benefician al consumidor final, por eso, en ese sentido siempre es positivo que exista leyes o normas de impulso para las Fintech, pero a veces las fuerzas del mercado son las que las definen en la mayoría de las ocasiones.

"La realidad de Latinoamérica es que es un mercado muy diverso, donde tienes México y Brasil controlando principalmente el grosor de las Fintech en toda la región, donde Brasil obviamente por el tamaño ha tenido unos logros muy interesantes".

-¿Cómo ha sido la evolución de la banca a la hora de adoptar estos cambios que proponen las fintech?

-Acá hay un tema importantísimo, ya que tu pregunta apunta a la simplicidad del cliente y eso es fundamental. En este mundo del internet o de las "cosas del internet", donde empresas de servicios de taxis son las mayores en cobertura de transporte de pasajeros, sin tener un solo taxi o que la empresa hoy que tiene más cuartos de hotel, no tiene ningún hotel de su propiedad como es el caso de Airbnb, o que tengas una empresa que logró sobrepasar los mil millones de dólares de facturación poniendo la información en el CRM (Customer Relationship Management) como lo hizo Salesfroces.com, son ejemplos de compañías con modelos de negocios basados en la tecnología y a la vez son factores de cambios que el propio mercado ha generado e impulsado gracias a la innovación y avances de la digitalización de procesos. Y, por cierto, son esos éxitos financieros-digitales, los que han impulsado que dichas transformaciones tecnológicas también alcancen a la industria de la banca.

ARQUITECTURA MODULAR Y ESTRUCTURAS MONOLÍTICAS   

-¿Qué cambio han aplicado ustedes a lo que existía en procesos digitales de la banca en la región? 

-Lo que hemos hecho básicamente es tomar la capacidad de operación ágil, flexible, segura e innovadora que da la tecnología y aplicarla en los procesos bancarios, de manera que los productos y los servicios de dichas empresas, atiendan mejor las necesidades de los clientes, y no al revés. Lo que se está viendo en la industria bancaria hoy, es ese alineamiento del potencial de lo digital a los servicios de la banca y que ahora les permite a los bancos aplicar tecnología de manera total a sus procesos.

Lo que hemos ido haciendo con bancos en la región es aplicar procesos digitales a la forma y manera en cómo te ofrecen los servicios, por ejemplo, en el tener un canal 100% digital, ya que hoy no es necesario que las personas para realizar trámites vayan a las sucursales, sino que puede hacerse de forma online a través de tu pc o smartphone. Lo anterior, te da el potencial para poder bancarizar países donde el único posible medio donde tú puedas tener conectividad, en muchas zonas del país, es básicamente un teléfono móvil. La tecnología se vuelve una amiga de la banca en ese sentido, y lo que vas a ver es más implementación o adopción de la misma para “eficientar” los procesos de salida a mercado de los nuevos productos de los bancos.

-Si la tecnología es una "amiga" de la banca, ¿Los bancos siempre han estado dispuestos a sumarla en su actuar? ¿o ha sido solo por el éxito probado en otros sectores que han visto en estos nuevos elementos su real valor?

-Siempre lo ha sido, pero hay que tener cuenta que la banca siempre ha sido altamente regulada, y es por eso, que siempre ha tomado estas nuevas adopciones con cuidado. Pero no porque la banca considerara que no fuera importante los procesos de digitalización. Por ejemplo, ha habido unos avances exponenciales en lo que son la exposición de API (Application Programming Interface) que te permite tener sectores varios y simplificar la manera en que tú integras esos sistemas o la adopción de las nubes públicas como Amazon en toda la región, que te amplia la capacidad de desplegar en múltiples países operaciones de manera sencilla, y te previene obviamente que tu sistema se "envejezca" porque te lo mantienen actualizado.

Así que básicamente todo ha sido un proceso de evolución en ese sentido, pero ya hoy nos encontramos en un punto donde estamos con una disponibilidad mayor de la banca para dichas transformaciones porque dichos servicios hoy están mucho más validados.

-Estos cambios tecnológicos tienen que ir dirigidos a lo que es el "core" de los servicios de un banco o solo habría que aplicarlo a modificar una arquitectura modular habilitada en la API?

-Yo creo que es la segunda razón. Hay que solo modificar la arquitectura modular en la API, y te digo el porqué. En el pasado mucho de los sistemas se construían por el estado tecnológico de ese momento, todo contenido en sí mismo, era lo que se conocía como “estructuras monolíticas”, y eso genera la complejidad cuando tú quieres cambiar eso esas estructuras monolíticas. Y es por eso que la industria de la banca siempre fue muy tradicional y siempre te ofrecían básicamente las mismas cosas y servicios por mucho tiempo.

-¿Qué beneficios da esa arquitectura modular?

-Lo que hace esta función para la banca básicamente tiene que ver con la habilitación de API y la capacidad de operar en la nube. Ahora tú puedes básicamente cambiar en cosa de minutos tu oferta, y te permite integrarte de forma digital segura, en los países donde se está operando. Es por eso que lo que hacemos es dejar el "core" puro y que realice su función de hacer lo que se denomina como "producto maestro", es decir, dónde están ubicados y operando esos depósitos y prestamos financieros, y le sumamos todos los servicios alrededor de eso como: identificación del cliente, su clasificación, y cómo se relaciona con el sistema que entrega reportarías para cumplir con los informes regulatorios de los diferentes países, y cómo eso se conecta con un sistema de pago local para los bancos.

"Ahora, yo creo que en general siempre es positivo que sea el regulador (Estado) el que le dé la bienvenida a la innovación, ya que eso genera crecimiento y flexibilidad para implementar nuevas soluciones que al final del día benefician al consumidor final".

Por eso las arquitecturas flexibles o modulares hoy son las más preferibles por la banca, y es el modelo de cómo se compone hoy en día los servicios y organizaciones digitales de un banco.

DEMOCRATIZACIÓN BANCARIA Y 5G

-En algunas declaraciones previas has asegurado que la democratización de mundo y servicios financieros se va a dar a través de la tecnología ¿Cómo ha sido esa evolución en Latinoamérica?

-Mira, como te comentaba, podemos ver un ejemplo claro con un cliente de nosotros en Argentina, donde la empresa Naranja Digital Compañía Financiera, que tiene como objetivo proveer servicios a la parte media y baja de dicho país, que es la parte donde se concentra la mayor cantidad de clientes en la Argentina, y que no es necesariamente la parte privilegiada que claramente en número es menor. El objetivo por parte de Naranja, es ofrecer dichos servicios financieros a ese grupo social y con ello aportar a una movilidad del capital que ellos aportan, y debido a los servicios digitales de Naranja, les permite a sus clientes evitar dificultades transaccionales, que ocurrían en el pasado, ya que ahora lo pueden hacer mediante canales digitales, y por cierto, les permite ofrecer una oferta diversificada a un segmento donde el bancarizarlos o traerlos al ecosistema total del país y de la economía local es muy positivo, ya que comienzas a generar conocimiento sobre dicho grupo, porque ya los captaste y están dentro del sistema, lo que tiene clara consecuencia de desarrollo económico para los países. Y, por otro lado, otro beneficio para las economías es que estas Fintech acortan la brecha entre el pequeño o mediano empresario para tener acceso a capitales que puedan financiar sus diferentes negocios.

-¿Esa "facilidad" que da la tecnología para aumentar la bancarización se ve frenada por lo tradicionalista de la banca en la región?

-No creo, ya que la banca tiene la clara tendencia mundial y regional a ir por la transformación digital. Básicamente, la facilidad que permite la tecnología de acceder a esta nueva oferta por parte de los bancos es el elemento que democratiza, porque les permite entonces acceso efectivo a personas que antes no la tenían. Hoy las dificultades físicas de acceso a la banca, se pueden romper cuando hoy se tiene la opción de realizar operaciones de forma virtual o digital, entonces, en resumen, la capacidad de poder simplificar la manera en que los ciudadanos y negocios interactúan con su banco, hoy es de manera mucho más efectiva y rápida que en el pasado, y se logra obviamente implementando sistemas que sean creados y habilitados para dicho fin.

-Hablando de rapidez y conectividad para seguir democratizando servicios ¿Cómo puede aportar la futura implementación de la red 5G en la región en ese sentido?

-El 5G será un impacto gigante en la democratización de la banca en Latinoamérica. Esto se debe a que la capacidad del procesamiento de la data es gigante comparado a lo que existe hoy en día, así que con ellos se va a poder implementar tecnología con inteligencia artificial que te modela, por ejemplo, un chat box, que va venir a cumplir el rol que ocupaba el funcionario que estaba en la sucursal física, para poder realizar tus transacciones de forma remota. Por otro lado, la puesta en marcha de esta red lo que hará se aumentar la capacidad de las soluciones que hoy día, por el ancho de banda, hace que los servicios digitales que provea la banca sean lentos, y que aun así funcionan, pero son lentos. Con la activación del 5G la rapidez y la aplicación de una serie de nuevos elementos darán mayores oportunidades de solución a los clientes de un banco, y también a esos futuros bancarizados, que ya vienen con un manejo de tecnología mucho mayor.

En resumen, la aplicación o activación del 5G va a abrir una serie de nuevas oportunidades para la banca de la región, aumentando su velocidad de respuesta en sus servicios y con ellos el incrementar la cobertura geográfica de dichas soluciones.

-Con todos estos avances y la tasa de bancarización en aumento con el uso altísimo de servicios financieros que hoy pasan por la red digital ¿podemos hablar ya de una economía digital en la región?

-La respuesta es sí, ya estamos viviendo ese modelo. Una pregunta que yo me haría es ¿cuál es el nivel de penetración de esas economías digitales?, pero eso va a otro punto, ya que quizás el nivel de penetración en el mercado de Sao Paulo en Brasil es muy alto, que se puede verificar en la utilización de los teléfonos móviles para servicios financieros, pero si te vas al norte de ese mismo país es extremadamente baja. Entonces esa "penetración" va a depender si estás cerca de los grandes centros financieros, o, por otro lado, si no estás cercano a metrópolis donde están concentradas las grandes redes financieras debes poseer los medios de conectividad para estar operando de forma óptima. Por eso, yo creo que, si estamos dentro y estamos operando, insertos dentro de una economía digital.

-En materia de ciberseguridad esa economía digital presenta ciertos desafíos a mejorar en la región...

-Sí claro. Hoy operar cada vez más en un mundo virtual como nosotros operamos es un desafío en especial en la banca. Lo que necesitas es obtener garantías de que la data está segura, que este replicada y que, si inclusive ese sistema fallase, la plataforma puede seguir operando ya que tiene replicación en otras de manera virtual y real. En resumen, todos estos factores de seguridad que hoy día logran que, por ejemplo, una empresa como nosotros garantice el 100% de seguridad de las transacciones que pasando por nuestro socio Amazon, y que el banco por consiguiente cumple con el ente regulador del país local, tiene por consecuencia el beneficio en la industria bancaria de una buena adopción de la digitalización de los procesos en sus servicios financieros.

-En este proceso de Transformación Digital que está ocurriendo en la región es el cliente quien debe adaptarse a los nuevos servicios de una banca digital o son los bancos quienes deben amoldarse a las nuevas necesidades de su público?

-Es la segunda opción sin duda. Son los bancos y la banca en general quienes deben estar atentos y receptivos a las necesidades de sus clientes. El cliente siempre va primero ¿y por qué? porque el cliente siempre tiene expectativas y aspiraciones. Por otro lado, como te comentaba anteriormente en el segmento de aplicación tecnológica, si miramos hacia otras industrias que han sido más rápidas en adoptar esos cambios y en esos cambios hemos visto la aplicaciones de servicios de taxis o transporte de pasajeros o los hoteles, ese mismo cliente que interactúa con esas empresas va a tener la misma expectativa de servicio hacia la banca, y es por eso que al banco le va a exigir más, por ello, siempre va a ser el cliente el que en cualquier industria que quiera ir a la vanguardia sea quien defina los servicios que necesita que le ofrezcan.
 

Comentarios