De Edge a 5G: ¿cómo avanzan las redes móviles en América Latina?

Por en Telecom

Mientras el 3G comienza a declararse en retirada, ya comienzan a aparecer los pronósticos sobre las futuras redes de conexión en la región.

Las redes móviles se han vuelto cada vez más vitales para los usuarios, y no sólo a nivel global, sino que también en Latinoamérica. Así lo revela la última edición del nuevo Ericsson Mobility Report.

De acuerdo a esta investigación, el número de suscripciones móviles han crecido un promedio de 4% año a año, alcanzando a nivel global los 7,9 mil millones durante el primer cuarto del año. 

En este caso, las conexiones desde smartphones ocupan el 60% del total de suscripciones móviles. No obstante, la venta de estos equipos ha declinado alrededor de 340 millones durante el Q1 de 2018.

De acuerdo al informe, actualmente los proveedores de servicios móviles se han enfocado en entregar suficiente cobertura para los usuarios a nivel global. De esta manera, actualmente las redes móviles alcanzan alrededor de 95% de la población mundial. Una cifra que además, no deja de crecer minuto a minuto.

A nivel de redes, la tecnología LTE ha sido la de mayor y más rápido crecimiento dentro de las plataformas móviles hasta el minuto. De esta manera, en sólo 5 años, este tipo de conexión ya ha alcanzado a más de 2,5 mil millones de personas. Además, ha crecido un total de 210 millones de suscripciones durante este cuarto, alcanzando un 60% de cobertura, que se espera crezca a un 85% en 2023

Un caso muy diferente a lo que sucede con las conexiones GSM/EDGE, las cuales han caído a nivel global a 90 millones. 

En el caso de Latinoamérica vemos un ligero cambio con respecto a la tendencia global. En esta región, la red WCDMA/HSPA se mantiene como la dominante. Sin embargo, no se va a mantener así por mucho tiempo.

Según el informe, durante este mismo año se espera que el LTE se convierta en la tecnología líder en la región, y que para 2023 represente el 75% de las suscripciones totales. A estos cambios se sumarán también las primera ofertas comerciales de 5G, que podrían alcanzar un pequeño porcentaje de uso regional dentro de los próximos años.

Con respecto a esta tecnología, se espera que para el año 2023, un 30% del tráfico de datos móviles globalmente funcionen en redes 5G

En esta área, América del Norte aparece como claro líder con los primeros lanzamientos comerciales de esta plataforma para fines de este año y comienzos de 2019. Así, para fines de 2023, se pronostica que cerca del 50% de todas las suscripciones móviles en América del Norte serán para 5G, seguidas por el noreste de Asia con un 34% y Europa occidental con un 21%.

En tanto, a nivel mundial, se esperan importantes despliegues de 5G a partir de 2020, alcanzando los mil millones de suscripciones a esta red, para banda ancha móvil mejorada, a fines de 2023. Una cifra que significó alrededor del 12% de todas las suscripciones a dispositivos móviles.

A nivel de tráfico de redes móviles, se espera que aumenten ocho veces durante el período de pronóstico para alcanzar cerca de 107 exabytes (EB) por mes, una cifra que es igual a la de todos los suscriptores móviles del mundo que transmiten video Full HD durante 10 horas. 

Mientras que, para 2023, ya el 20% del tráfico de datos móviles para todo el mundo ya podría ser transportado por redes 5G. Esto es 1,5 veces más que el tráfico 4G / 3G / 2G total en la actualidad.

Al igual que las tecnologías de acceso móvil anteriores, se espera que el 5G se implemente primero en áreas urbanas densas con banda ancha móvil mejorada y acceso inalámbrico fijo como los primeros casos de uso comercial. Otros casos de uso vendrán de industrias tales como la automotriz, la manufactura, los servicios públicos y la salud.

Finalmente, en cuanto a dispositivos de primera generación 5G, estos equipos ya deberían estar disponibles a partir de la segunda mitad de 2018. Esto significará que los primeros teléfonos inteligentes comerciales compatibles con 5G en las bandas medias podrían estar disponibles para principios del próximo año, mientras que se espera soporte para bandas de muy alto espectro a principios o mediados de 2019.

"2018 es el año en que las redes 5G se comercializarán, así como también para las implementaciones a gran escala de IoT en el celular. Estas tecnologías prometen nuevas capacidades que afectarán la vida de las personas y transformarán las industrias. Este cambio solo se logrará a través de los esfuerzos combinados de los actores de la industria y los reguladores que se alinean en el espectro, los estándares y la tecnología ", comenta Julio San Martin, vicepresidente de Estrategia, Marketing y Comunicaciones de Ericsson Sudamérica.

Comentarios