Criptomonedas: las otras divisas más allá del bitcoin

Por en Bitcoins

A pesar de haber sido la primera y la más conocida, esta no es la única moneda digital que existe.

Cromo - El Observador. Actualmente se oye hablar mucho de monedas digitales. Pero en el año 2009, cuando bitcoin fue lanzada por Satoshi Nakamoto (un alias del que aún se desconoce la identidad real), era la única en el mercado. 

El bitcoin surgió con la peculiaridad de que solo servía para realizar operaciones en la red. Es una moneda virtual e intangible que escapa al control de cualquier gobierno o entidad financiera. El único control es el que realizan, indirectamente, los propios usuarios. Su producción y valor se basan en la ley de la oferta y la demanda y se calcula mediante un algoritmo que mide la cantidad de transacciones y movimientos en tiempo real. 

Pero, a pesar de haber sido la primera y de ser sin dudas la más conocida, el bitcoin no es la única moneda electrónica. A marzo de 2017, se estimaba que existían más de 660 tipos diferentes. A continuación, las cuatro criptomonedas que surgieron como alternativa y que hoy pisan fuerte.

Ethereum

Es la segunda moneda virtual más valorada y utilizada en el mundo. Incluso, el gobierno ruso se puso en contacto con su creador, Vitalik Buterin, para usar la moneda de forma oficial.

Al igual que bitcoin, ethereum se puede minar (recibir unidades como recompensa por la resolución de cálculos complejos). Una de las principales diferencias es que los ethers son infinitos mientras que los bitcoins tienen un límite fijado en 21 millones de monedas, el cual se alcanzará en 2030. 

Ripple

Tercera en el ranking de las criptomonedas más utilizadas en el mundo, Ripple es básicamente una competencia de PayPal. Es un sistema de conversión que permite intercambiar cualquier moneda, ya sean virtual o dinero físico o incluso millas aéreas. Ofrece la ventaja de ser descentralizada. Todos los participantes ocupan el mismo lugar, sin depender de una institución que regule o tome las decisiones por ellos. 

Litecoin

Diseñada por Charlie Lee, exdirector de ingeniería de Coinbase. Como principal diferencia con respecto a al bitcoin, esta tiene un tiempo de transacción bastante más rápido. Litecoin realiza el procesamiento de un bloque cada 2,5 minutos lo cual, en comparación con los 10 minutos que le toma al bitcoin, permite una confirmación más rápida de las transacciones. Otra diferencia es que utilizada una forma diferente de cifrado, llamada scrypt, distinta a la del bitcoin. 

Dogecoin

Creada por Jackson Palmer a fines de 2013, surgió originalmente como una parodia de la principal criptomoneda. En el aspecto técnico, dogecoin está basado en litecoin. Se originó a raíz de la idea de hacer una moneda virtual con un popular meme de un perro. Sorpresivamente, la moneda se popularizó, principalmente como una manera simpática de dar "propinas" virtuales (algo que con bitcoin se hacía muy costoso). 

*Crédito imágenes: Btckeychain / Ripple / Wikimedia / Namecoin

Comentarios