IoT en Latinoamérica: los usos y factores que impulsan su expansión

Por en Internet de las cosas

La inversión en este tipo de soluciones tecnológicas cada vez gana más terreno entre las compañías de América Latina. Para 2019, se espera que el 54% de las empresas aumenten su inversión en IoT.

Por Andrés Castro. Hoy en día muchos dispositivos electrónicos, asociados a diversas áreas, se están conectando entre sí. Este sistema interrelacionado entre máquinas, objetos, dispositivos o personas es lo que se llama el Internet de las Cosas (desde ahora IoT por sus siglas en inglés). La combinación de estos dispositivos conectados genera información y datos en tiempo real, que siendo analizados, pueden ayudar a completar una tarea, cumplir un objetivo o aprender de un proceso. 

Esta tecnología está teniendo un gran impulso en múltiples áreas de desarrollo. En esa línea, de acuerdo a Gartner, se estima que para el año 2022 existirán más de 26 billones de dispositivos o máquinas conectados entre sí

Según la proveedora de inteligencia de mercado IDC (International Data Corporation), se estima que para este 2019, la inversión mundial en IoT alcanzará los US$745.000 millones (un aumento de 15,4% respecto al año anterior) y para el 2022, esta cifra superará el billón de dólares.

El aumento de la inversión en soluciones de este tipo viene dada por ciertas condiciones que favorecen el desarrollo del IoT. Por un lado está la disminución en los precios de los insumos. En ese sentido los sensores han registrado una baja de precios, llegando a costar hasta un dólar cada uno, sin embargo, y de acuerdo al uso pretendido, estos pueden variar entre los 80 a 100 dólares. 

Por otro lado, la implementación de soluciones IoT está respaldada por el acceso a tecnologías Cloud, las que en un periodo de 8 a 10 semanas pueden dar soporte a las empresas, agilizando la implementación. Además, el precio del acceso a los servicios de la nube está determinado por el espacio efectivo utilizado en ella. Todo esto facilita la implementación de proyectos, así como la proliferación de pruebas o ensayos a bajo costo.

Latinoamérica no es la excepción en el contexto de crecimiento global de estas soluciones. Según IDC, el 54% de las empresas del continente aumentarán su gasto en TI durante el 2019, y para el 2022 se espera que más del 50% del PIB de América Latina sea digitalizado. Este cambio implica una inversión aproximada de US$380.000 millones entre 2019-2022.

Una herramienta empresarial

Para 2019, IDC proyecta que la fabricación discreta (US$119.000 millones), los procesos de fabricación (US$78.000 millones), el transporte (US$71.000 millones) y los servicios públicos (US$61.000 millones) serán las industrias que más gastarán en soluciones de IoT.

El gasto de IoT entre los fabricantes se centrará principalmente en soluciones que apoyen las operaciones de fabricación y la gestión de activos.

Para el Director Regional de Ventas de Latinoamérica de Oracle, Enrique Chang, la inversión en el continente estará centrada justamente en las labores de fabricación y seguimiento de productos. “En general, en Latinoamérica, en casi todas las industrias van a temas de activos, porque muchas empresas hacen mantenimiento preventivo, correctivo o cuando se malogran las máquinas”, explica Chang. 

Enrique Chang, Oracle Chile.

Un ejemplo de ello será la industria automotríz, en donde el IoT traerá facilidades, tanto para fabricantes como para consumidores. “Cuando se malogra el vehículo, cuando llegan a los 10.000 km, ahí recién los llevamos. Ahora hay que cambiar para ser más proactivo, donde las empresas automotrices les dirán a los clientes que su auto podría tener tal o cual falla: lo estoy viendo y te recomiendo que lo traigas para una revisión técnica”, argumenta el directivo de Oracle. 

Otra área donde el IoT resaltará, de acuerdo con Enrique Chang, es la gestión de accidentes en las empresas, el cual está vinculado con la Responsabilidad Social Empresarial en donde IoT ayudaría a mejorar los indicadores de gestión. 

“Hoy en día va en el tema de seguridad, porque el mismo indicador de gestión de la empresa es “número de accidentes. Es increíble la cantidad de empresas, sobretodo lo que es ingeniería y construcción, minería, oil and gas, donde se mide la cantidad de accidentes que puedan tener. Y ahí va al tema de seguridad de los empleados y condiciones laborales en las diferentes industrias”, argumenta el ejecutivo.

En términos del desarrollo del IoT en Latinoamérica, para el Ingeniero de Sistemas de Cisco Chile, Paulo Seguel, las empresas del continente aún no se caracterizan por adoptar la tecnología. “[Las empresas] todavía están en la fase de la novedad de conectar cosas o pensando en una sola aplicación. Hay pocas que se han dado cuenta que existe un potencial que tiene que ver con que distintos elementos y distintas aplicaciones accedan a todos esos datos”, sostiene el ingeniero.

Para Seguel, los países de América Latina donde más se desarrollará el IoT serán Argentina, Chile y Colombia. Lo anterior de acuerdo a los países donde Cisco ha trabajado este tipo de soluciones, principalmente en base a los gobiernos de turno y sus presupuestos, como también sus políticas tecnológicas referidas a Smart Cities.

Todo está conectado: las ciudades inteligentes

Los precios de sensores y comunicaciones no paran de caer, por lo que cada vez es más rentable integrar objetos al IoT, logrando así una conexión entre un gran número de dispositivos generando información en tiempo real. Este es el paso inicial para el desarrollo de las Ciudades Inteligentes o Smart Cities.

IDC destaca que los casos de uso de IoT que generarán el crecimiento más rápido del gasto durante el periodo de previsión 2017-2022 incluyen el transporte, los servicios públicos y la atención médica. Todas las áreas mencionadas son parte de las ciudades inteligentes hoy en día en el mundo. 

En el contexto local, algunas ciudades de Latinoamérica ya están adoptando el IoT aplicado a la gestión de servicios, por ejemplo el suministro del agua o de luz. 

El Gerente de Desarrollo de Negocios de Redes Empresariales de Cisco Chile, Ernesto Fabián Domínguez, comenta uno de esos casos. “En Buenos Aires había un problema serio con las inundaciones, en la capital. Entonces, se pusieron sensores distribuidos para medir niveles de lluvias y para medir los niveles de los conductos. Estos sensores manejan directamente compuertas para donde hacer fluir el agua, todo de manera automatizada”, explica el ejecutivo.

En el caso colombiano, la empresa “Aguas de Bogotá” utilizó una solución de IoT para monitorear las pérdidas respecto al manejo de agua potable. “Si automatizo eso, yo puedo tener en tiempo real una detección de pérdida. Imagina que hay una cuadra, y todos los domicilios en esa cuadra tienen el sensor que transmite la lectura y ese troncal, tiene un medidor, en donde puedo estar haciendo continuamente comparaciones, detectando una pérdida al instante”, ilustra Domínguez. 

Siguiendo en esa línea, la idea del IoT es generar mallas de información que vayan más allá de la mera conectividad, sino que estas se conecten entre sí. “Por ejemplo, las Smart Cities. Tú tienes la luminaria automatizada por IoT, están conectados, pero esa misma infraestructura te puede dar datos de cuánto se esta consumiendo, integrarlo con sistemas de emergencia, por ejemplo que parpadeen cuando sucede algo, por algún evento”, explica Paulo Seguel.

Ernesto Fabián Domínguez (izq.) y Paulo Seguel (der.), Cisco Chile.

IoT aplicado al hogar

Un ejemplo de lo anterior, aplicado a menor escala, son los dispositivos del hogar conectados a Internet, en lo que se denomina como Hogares Inteligentes. En ese sentido dispositivos tales como el aire acondicionado, alarmas o la iluminación también se han incluido en el Internet de las Cosas.

Una empresa que está ejecutando esta idea es Signify, enfocada en el concepto de iluminación inteligente. A través de soluciones IoT, la empresa pretende ser “un factor de cambio de paradigma en la iluminación, una manera completamente nueva de experimentar e interactuar con ella”, menciona la Gerente de Producto de Signify Latinoamérica, Paula Riveros.

Signify busca utilizar la soluciones IoT enfocándose en la conectividad, en los sistemas y servicios de manera de “capturar las oportunidades y potenciar las soluciones que se desarrollen con esta tecnología de manera de pasar de una luz funcional a la luz como un lenguaje de comunicación”, menciona el Gerente de Negocios de Signify Chile, Sergio Cruzat.

Para el ejecutivo, los principales segmentos donde este tipo de soluciones se ha desarrollado en Latinoamérica son el retail, el alumbrado público, las oficinas y el sector residencial. De manera de que se pueda ”utilizar la luz como un medio de comunicación y generación de información para tomar decisiones que generen bienestar, eficiencia y mejoras operativas”, explica el Cruzat. 

El impacto de la disrupción digital está acelerando los procesos de todas las industrias a nivel global. En este proceso, las empresas de Latinoamérica deben reinventar su entorno y aprender a utilizar las tecnologías digitales para dar un salto cualitativo que maximice el potencial de estas herramientas. El Internet de las Cosas ya partió y será solamente cosa de meses o de unos pocos años para que quienes no se hayan sumado a esta tendencia, se queden definitivamente atrás.

Comentarios