Científicos crean prototipo para cargar dispositivos eléctricos a través de señales WiFi

Por en Innovación

El dispositivo -que recién se está estudiando- es una antena que utiliza la energía eléctrica contenida en una señal WiFi. Esta tecnología permitiría cargar cualquier dispositivo electrónico sin cables de electricidad.

Parece algo sacado de ciencia ficción, imagina un mundo donde teléfonos, laptops y cualquier otro dispositivo electrónico funciona sin baterías. Bajo esa idea, algunos científicos ya lograron convertir una señal de WiFi en electricidad. Este hecho implicaría que la energía se pueda transmitir a distancia sin la necesidad de utilizar cables conductores.

Expertos del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), presentaron un prototipo que convierte la señal WiFi en electricidad. Hasta el momento, este tipo de sistema sólo permite una cantidad muy limitada de energía que no es suficiente para cargar un dispositivo móvil, pero sí logra encender una pantalla o alimentar sensores. 

Para comprender cómo funciona, básicamente esta tecnología captura una señal WiFi que posee corriente alterna, convirtiéndola en continua por medio de una antena llamada rectena. 

El experimento -publicado en la revista Nature Today- consistió en emplear una rectena,  la que usa ondas de radiofrecuencia flexibles para capturar ondas electromagnéticas, incluyendo las señales de red inalámbrica. 

Además, la rectena utiliza un material llamado disulfuro de Molibdeno, el cual es clave para obtener electricidad y está formado por tres átomos a diferencia del grafeno que únicamente tiene dos. 

Algunas de las aplicaciones tempranas para el prototipo de rectena incluyen potenciar dispositivos electrónicos usables, dispositivos médicos y sensores para el Internet de las Cosas.

En los experimentos, el dispositivo de los científicos produjo cerca de 40 microwatts de poder cuando se vio expuesto a los niveles de energía típicos de una conexión WiFi (alrededor de 150 microwatts). Ese poder es mas que suficiente para prender una luz LED o potenciar chips de silicio.

Un sistema por sí solo no podría alimentar la batería de un smartphone, pero si una pared está forrada de rectanas, las señales de radio o WiFi que se mueven a través del aire, podrían ser capturadas para alimentar dispositivos electrónicos. 

Este proyecto aún está en desarrollo, pero quizá en los siguientes años escuchemos hablar más sobre este tipo de tecnología. El futuro es hoy. 

Comentarios