Científicas descubren un exoplaneta que podría albergar agua en su superficie

Por en Astronomía

El cuerpo espacial podría ser bautizado como K2-288Bb y está dentro de la categoría llamada "Brecha de Fulton", que significa que tiene más posibilidades de desarrollar un entorno capaz de contener vida tal como la conocemos.

Usando datos del telescopio espacial Kepler, dos pasantes de la NASA, Adina Feinstein y Makennah Bristow, han encontrado un planeta que podría contener agua en su superficie, denominándolo como "Súper Tierra". Las científicas estaban a cargo del astrofísico Joshua Schlieder.

Feinstein, graduada de la Universidad de Chicago, fue la encargada de hablar sobre el tema el pasado 7 de enero durante la reunión de la Sociedad Astronómica Americana celebrada en Seattle. Ella junto a Bristow, estudiante de la Universidad de Carolina del Norte son las autoras del artículo aceptado para publicación por la revista The Astronomical Journal.

¿Dónde está ubicado?

Este gigante planeta está en una constelación llamada Tauro, a 226 años luz de distancia de la Tierra y de acuerdo con los expertos, aseguran que es muy probable que sea rocoso, rico en gas y muy parecido en condiciones a Neptuno.

El exoplaneta está situado específicamente en el sector estelar llamado K2-288, formado por estrellas tenues separadas por aproximadamente 5,1 billones de millas (8,6 billones de kilómetros), que es cerca de seis veces la distancia entre Saturno y el Sol.

Características de este planeta

Es aproximadamente 1,9 veces el tamaño de la Tierra y la mitad de Neptuno. El K2-288Bb fue encontrado gracias al Telescopio Kepler. El exoplaneta está dentro de la categoría llamada “Brecha de Fulton”. Este término es usado por astrónomos, astrofísicos y profesionales que se dedican a la ‘caza’ y descubrimiento de nuevos exoplanetas.

Según el medio Ok Diario, los planetas considerados dentro de la “Brecha de Fulton” son los que tienen más posibilidades de desarrollar un entorno capaz de contener vida tal como la conocemos.

El término fue bautizado con este nombre debido al astrónomo y científico Benjamin J. Fulton, profesor en Caltech especializado en exoplanetas que está trabajando en diversas investigaciones buscando mundos que pudieran replicar condiciones de vida similares a las nuestras o pudieran ser habitables.

Comentarios