Caos digital: la preocupante tendencia que propicias con tus dispositivos

Por en Big Data

La evolución de las redes, los dispositivos y servicios digitales ha impulsado como nunca antes el almacenamiento de datos. Así, nuestro contenido está disperso en varios dispositivos sin un orden apropiado.

Unas cuantas fotos que tomes con tu smartphone en el primer día de algún viaje sumado a una navegación básica en internet o redes sociales ya significan muchísima más información y datos de lo que podíamos almacenar hace una década.

La evolución de las redes, los dispositivos y servicios digitales ha impulsado como nunca antes el almacenamiento de datos. Esto ha derivado en un fenómeno identificado por algunos como el caos digital, que tiene como gran problema el hecho de que nuestro (excesivo) contenido está diseminado en varios dispositivos sin un orden apropiado.

Según una sondeo realizado por Western Digital, 40% de los encuestados acumula datos que no necesita o a los que raramente accede en su celular. De ellos, aplicaciones y fotos son los más innecesarios. Por eso, no es de extrañar que 56% haya llenado la capacidad de almacenamiento de sus dispositivos electrónicos y reciben mensajes de advertencias.

En cuanto a esta era de los datos en que estamos, Christian Sfeir, Cloud Business Group Lead de Microsoft Chile, cuenta que se estima que se producen 2.5 Exabytes de información diariamente. “Para hacernos una idea, esto es equivalente a 530 millones de canciones o 90 años de video en alta definición (cada día). Se estima que para el 2020 la cantidad de información en el mundo llegará a los 44 zetabytes (el equivalente a 44 trillones de gigabytes)”.  

La situación se extiende para usuarios particulares. La diferencia respecto a años anteriores es notable porque el tamaño de los archivos es mucho mayor también. Por eso, Osvaldo Caviedes, Territory Manager de Western Digital para Chile, Perú y Ecuador menciona que para este año se estima que la cantidad promedio de datos acumulados por hogar será de 4.5TB (incluyendo documentos personales, entretenimiento, datos en sistemas de videovigilancia, automóviles, etc.), y la proyeccion es que ese volumen de datos que generamos siga creciendo.

UN CAOS PROBLEMÁTICO

Para el ejecutivo de Microsoft, el diagnóstico es claro y conlleva un problema implícito: “La abundancia de información digital y el acceso casi ilimitado a esta ocasiona este caos digital en el cual las personas no son capaces de discriminar lo importante, llevándonos a perder foco y eventualmente disminuyendo nuestra productividad”. Por eso considera que el exceso de información nos lleva realmente a la desinformación y lo grafica con una situación que todos podemos ver “en temas tan cotidianos como carpetas infinitas llenas de fotografías familiares que nadie ve”.

La situación se vuelve peor cuando se conjuga con otra tendencia que Western Digital destacó en su estudio, donde dice que el 45% de los usuarios no tiene un buen respaldo o copia de seguridad adecuada para resguardar sus recuerdos digitales más preciados, e incluso el 31% admitió ni siquiera hacer backup de sus archivos. Además, muchos de ellos ni siquiera saben bien qué tipo de información atesoran, pues el 13% admitió que no han buscado, revisado ni ordenado los archivos que guardan por varios meses

“El dolor de cabeza comienza cuando los datos desaparecen o se extravían, ya sea por fallas, robos, virus informáticos o simplemente por falta de espacio. No obstante, muchos todavía no toman conciencia de la importancia de hacer un adecuado respaldo de sus datos y siguen sumidos en este caos, porque creen que a ellos nunca les va a pasar y que hacer un backup es difícil o lleva mucho tiempo”, comenta Caviedes de WD.

APROVECHAMIENTO

La pérdida de información, la dificultad para acceder a ella y la falta de un respaldo son problemas evidentes para la seguridad de nuestros datos, que se hacen aún más vulnerables de lo que normalmente son. Aún así, una vez conscientes del caos digital que tenemos, podemos tomar medidas para no desaprovechar el contenido. Y la tecnología está para ayudarnos.

Ya sea apoyados por los servicios de nube -que nos dan mucha flexibilidad para acceder a los datos y también más capacidad- o por unidades físicas de almacenamiento, tenemos buenas opciones para gestionar mejor nuestra información. La industria está preparada para ofrecer una amplia variedad de soluciones para distintos tipos de usuarios o clientes.

Desde WD, Osvaldo Caviedes ejemplifica con “sistemas de almacenamiento con RAID para permitir que varios discos actúen como un único volumen grande, o realicen copias dobles de seguridad o soluciones de almacenamiento en red (NAS), donde varios computadores y dispositivos móviles de una red comparten archivos y accedan a ellos de forma inalámbrica desde un dispositivo central e incluso soluciones para almacenamiento en móviles”.

Otro ejemplo práctico para usuarios lo da Christian Sfeir, quien cita a Outlook como gestor de correo electrónico. “Hoy recibimos muchos correos y estas herramientas, basados en tecnologías de machine learning, pueden ayudarnos a definir qué es importante vs lo que podemos revisar después”, señala. A eso agrega que “del punto de vista de almacenamiento existen múltiples tecnologías de duplicación de datos que nos permiten evitar tener múltiples versiones del mismo archivo”.

MIRADA CORPORATIVA

Si bien el foco de lo comentado por los expertos en el artículo es relativo al usuario final, esta tendencia también se ve a nivel de empresas y organizaciones. En esa línea, el caos digital es algo conocido por el mercado y los proveedores. Respecto a eso, el ejecutivo de MIcrosoft explica: “Cuando hablamos de datos de este tipo nos referimos a datos no estructurados, por ejemplo la información de voz, redes sociales, mapas, etc. Existen diversas tecnologías que permiten construir “lagos de datos”, donde la información está de manera desestructurada pero puede ser consultada y moldeada según se requiera”.

En el caso de su compañía destaca tecnologías como Azure Data Lake y HDInsights y concluye: “Nuestra invitación es a no tener miedo de esta información poco ordenada y dispersa, por el contrario, sacar provecho de estas con las tecnologías existentes para poder obtener información de negocio valiosa”.

El  Territory Manager de Western Digital concuerda con esa visión, pues para él, “el almacenamiento y la gestión de datos son fundamentales dentro del rompecabezas del crecimiento de un negocio, e implementado correctamente, puede ahorrar tiempo y dinero a las empresas”.

El problema es que muchas veces se encuentran con escasez de especialistas o las empresas argumentan tener un presupuesto ajustado. “Es más un tema de conciencia y educación al respecto. Y eso es algo que desde Western Digital buscamos cambiar, queremos generar esa cultura del almacenamiento para evitar problemas mayores a los consumidores, tanto particulares como corporativos”, concluye Caviedes.

Comentarios