AWS Ground Station: el servicio que promete democratizar la operación de satélites

Por en Infraestructura

La solución permite a los clientes controlar de manera más fácil y económica las operaciones satelitales, ingerir datos de los mismos e integrarlos con aplicaciones y otros servicios en la nube que se ejecutan en AWS.

AETecno desde Las Vegas, Estados Unidos. En el marco de su conferencia anual más importante, re:Invent 2018, Amazon Web Services anunció  Ground Station, un nuevo servicio que permite a los clientes descargar datos de satélites a las regiones de infraestructura global de AWS de forma fácil y económica y así conectarlos directamente a la nube.

Se trata de una red totalmente gestionada de 12 antenas de estaciones terrestres ubicadas en todo el mundo. Una vez que los clientes reciben datos satelitales en una estación terrestre, pueden procesarlos de inmediato en los distintos servicios complementarios que ofrece AWS para almacenarlos, analizarlos, aplicar aprendizaje automático y usar la red de Amazon para mover los datos a otras regiones e instalaciones de procesamiento. 

Según explicó  Andy Jassy, CEO de AWS, no hay pagos por adelantado ni compromisos a largo plazo, no hay infraestructura de tierra para construir o administrar, y los clientes pagan solo por minuto el tiempo de acceso a la antena utilizada. 

Este ingreso al servicio de mercados espaciales se suscita en momentos en que cada vez más empresas, universidades y gobiernos están utilizando los satélites para una variedad de aplicaciones, incluyendo pronóstico del tiempo, imágenes de superficie y comunicaciones. 

La problemática que promete resolver Ground Station se basa en que para hacer algo como esto, los clientes antes debían construir o alquilar antenas terrestres para comunicarse con los satélites. Este es un compromiso y un costo significativo porque los clientes a menudo requieren antenas en varios países para descargar datos sin esperar a que el satélite pase sobre una ubicación deseada. Y las antenas son solo el comienzo de los requisitos de infraestructura porque se necesitan servidores, almacenamiento y redes muy cerca de la antena para procesar, almacenar y transportar los datos desde el satélite.

Después se deben crear reglas de negocio y flujos de trabajo para organizar, estructurar y encaminar los datos a los empleados o clientes antes de que puedan usarse para brindar información. Todo esto requiere importantes inversiones de capital y costos operativos para construir, administrar y mantener antenas, infraestructura de cómputo y lógica de negocios en cada ubicación de antena.

Según la compañía, al usar AWS Ground Station, los clientes pueden ahorrar hasta el 80% de sus costos de estación terrestre (o terrena)  pagando el tiempo de acceso a la antena a pedido y descargar los datos actuales a cualquiera de las 12 estaciones terrestres de AWS en todo el mundo, junto con combinar rápidamente esos datos con otros servicios de AWS para procesar, almacenar, analizar y transportar los datos.

Ground Station está por ahora operando en una fase experimental con la red en Estados Unidos y se encuentra a la espera de la disponibilidad global.

Comentarios