Argentina prepara el lanzamiento de su satélite SAOCOM 1-A

Por en Astronaútica

La misión considera dos campos de aplicación: la medición de la humedad del suelo en la pampa argentina, y la previsión y gestión de emergencias como inundaciones o deslizamientos de terreno.

Argentina se prepara para lanzar al espacio el nuevo Satélite Argentino de Observación con Microondas, el SAOCOM 1-A, el primero de una serie de cuatro que aportará información sobre condiciones geológicas, confirmó la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

La representante de la CONAE, Josefina Peres, explicó durante un recorrido de prensa al que asistió Xinhua por las instalaciones de la empresa de alta tecnología Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado (INVAP), que el satélite tendrá también aplicación en la detección de emergencias naturales.

El SAOCOM 1-A partirá a finales del presente mes de la ciudad argentina de San Carlos de Bariloche con destino a la Base Vandenberg en el estado de California, Estados Unidos, donde esperará su lanzamiento en septiembre próximo.

Este satélite fue diseñado y construido por INVAP, una de las empresas más prestigiosas de su tipo en América Latina por sus productos de alta calidad en tecnología espacial, energía nuclear y equipos médicos, entre otros.

La firma INVAP se ubica en la ciudad argentina de Bariloche en la provincia patagónica de Río Negro (sur).

Con una vida útil de 5,5 años, una altura orbital de 620 kilómetros y una poderosa antena que permitirá un monitoreo de la superficie terrestre de hasta 2 metros de profundidad, su aplicación abarcará campos como agricultura, pesca, áreas urbanas, clima, minería y geología.

"El SAOCOM tiene un radar de apertura sintética y tiene como misión medir parámetros geofísicos del terreno. Podrá captar 500 imágenes en un total de 15 vueltas por día", comentó Peres.

Apuntó que la misión considera de manera especial dos campos de aplicación. El primero de ellos es la medición de la humedad del suelo en la pampa húmeda argentina, mientras que el segundo campo de aplicación se refiere a la previsión y gestión de emergencias.

Dentro de este segundo campo están inundaciones, desertificación, deslizamientos de terreno, derrames de petróleo, incendios, terremotos y volcanes.

Con la puesta en órbita del nuevo satélite comenzará la quinta misión espacial de la CONAE, uniéndose así a los otros dos dispositivos de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ArSat).

Se trata del ARSAT-1 y ARSAT-2 que surcan el espacio desde 2014 y 2015, respectivamente.

Respecto al SAOCOM 1-A, tiene una masa de 3.000 kilogramos y seis computadoras que trabajan de manera sincronizada.

Cuenta con una antena diseñada en la provincia argentina de Córdoba (centro), que incluye 140 subantenas que hacen prácticamente todo el trabajo de detección de los parámetros geofísicos.

El diseño a nivel de ingeniería aeronáutica, eléctrica y mecánica, así como las pruebas físicas, térmicas, electrónicas y de compatibilidad electromagnética, requirió el despliegue de 600 profesionales argentinos, quienes trabajan en el proyecto espacial desde el 2011.

Peres comentó que la inversión constó de US$500 millones, pero que el esfuerzo humano ha sido lo más valioso.

La colaboradora de la CONAE se refirió también al amplio equipo multidisciplinario que desde hace 7 años ha trabajado para concretar el sueño cercano de lanzar el satélite al espacio.

"En este proyecto trabajamos físicos, ingenieros, agrónomos, técnicos aeronáuticos. Es toda una infraestructura bastante enorme", precisó Peres, además de referir la participación de estudiantes universitarios en el proyecto.

Desde el 2011, el SAOCOM 1-A ha pasado por diversas etapas, la primera de ellas referente al diseño del proyecto, para luego cumplir con la documentación requerida.

Posteriormente, se completó la construcción de los modelos pilotos para pruebas mecánicas, electrónicas y térmicas.

Tras estas estas mediciones, INVAP procedió a la construcción del satélite para vuelo y sus componentes, con las pruebas necesarias y permanentes para continuar con la ejecución.

"Se iba construyendo por cajas y se iba probando cada caja. Las vibras, las pones en cámaras de termovacío, les haces ensayos de compatibilidad electromagnética", detalló la representante de la empresa.

Al lanzamiento del SAOCOM 1-A seguirá la entrada en órbita del SAOCOM 1-B en 2019.

Luego vendrán otros dos satélites de la serie SAOCOM 2, que tendrán avances tecnológicos incorporados de la experiencia de la primera misión.

Tanto INVAP como la CONAE cuentan con amplia trayectoria en diseño satelital y misiones espaciales, al poner en órbita en el pasado los satélites científicos SAC-B, SAC-A, SAC-C y SAC-D AQUARIUS.

Argentina ha aplicado su tecnología satelital a campos fundamentales de la ciencia dentro de los que destacan la física solar, la astrofísica, el estudio de la ionosfera y la medición de la salinidad de los océanos para mejorar la comprensión del cambio climático.

Comentarios