Apple debe pagar US$31 millones por infringir tres patentes de Qualcomm

Por en Empresas

La empresa fabricante de procesadores demandó a la marca de la manzana por violar patentes referidas a la duración de la batería de teléfonos inteligentes.

El fabricante de chips para teléfonos móviles Qualcomm ganó una victoria legal contra el fabricante de iPhones, Apple. El jurado de la corte federal de San Diego encontró que Apple debe pagar cerca de US$31 millones por infringir tres patentes

Qualcomm demandó a Apple el año pasado alegando que se violaron patentes referidas a la duración de las baterías de los smartphones. A través de un juicio de ocho días, Qualcomm preguntó al jurado para conseguir royalties de patentes sin pagar, hasta US$1,41 por cada iPhone que vaya violado la patente.

La multa por US$31 millones es un cambio pequeño para Apple, la segunda compañía más valiosa después de Microsoft, con una capitalización de mercado de cerca de US$866.000 millones e ingresos anuales que abarcan cientos de billones de dólares. Pero la fijación del royalty por iPhone fijada por Qualcomm le da a la empresa fabricante de chips una línea de ataque nueva durante esta batalla legal de dos años que lleva contra Apple.

El caso más grande, llevado por Apple a principios de 2017, empieza en abril. Apple buscó desmantelar el modelo de negocios de Qualcomm de licencia de patentes y de venta de chips a fabricantes de teléfonos. Qualcomm acusó a Apple de usar su tecnología sin pagar.

“Las tecnologías inventadas por Qualcomm y otros es lo que hizo posible a Apple entrar al mercado y convertirse tan exitosa tan rápido”, comentó el consejero general de Qualcomm, Don Rosenberg, en un comunicado. “Estamos felices que las cortes alrededor del mundo estén rechazando la estrategia de Apple de negarse a pagar por el uso de nuestros productos”, dijo.

En un comunicado, Apple dijo que el resultado de esta situación fue decepcionante.

“La campaña de Qualcomm de infringir patentes habla de que no es más que un intento de distraer a la opinión pública de problemas más grandes que enfrentan, con investigaciones en sus prácticas de negocio en las cortes de Estados Unidos y alrededor del mundo”, dijo Apple. 

En otros casos en contra de Apple, Qualcomm ha ganado prohibiciones de ventas de los iPhones en Alemania y China, aunque a que el baneo chino no ha sido impuesto y Apple ha podido moverse, eso les hace creer que podrán reanudar sus ventas en Alemania.

Qualcomm además sufrió un retraso con reguladores de Estados Unidos quienes encontraron que algunos iPhones infringieron una de las patentes de la empresa con sede en San Diego, pero declinaron referirse a su importación en EE.UU., citando el daño que ese movimiento podría infringir en su rival, Intel Corp.

Este nuevo veredicto podría entrar en juego en el juicio de abril próximo, porque pondría una fijación de dólar por cada teléfono en alguna de las patentes intelectuales de Qualcomm. El modelo de licencia de patentes de la empresa se asienta en que los fabricantes de cargadores de teléfonos corten una porción del precio del teléfono, una práctica que Apple ha alegado como poco justa e ilegal.

Durante un juicio previo entre Qualcomm y la Comisión Federal de Comercio de EE.UU., ejecutivos de Apple fijaron que las negociaciones generales de la empresa reducirían esas cuotas por licencias a $7,50 por teléfono que use la patente de Qualcomm.

El jurado de San Diego validó solamente tres de las patentes de Qualcomm en el portafolio de la empresa, a US$1,41, una sentencia que el fabricante de chips cree que refuerza su idea que sus prácticas de licencias son justas.

“Las tres patentes que fueron infringidas en este caso representan solo una pequeña porción del valuable portafolio de Qualcomm de decenas de cientos de patentes”, dijo Rosenberg en un comunicado.

Gaston Kroub, abogado de patentes de Nueva York, no trabajó en el caso. El abogado dijo que el veredicto fue claramente una victoria para Qualcomm. Pero no dice mucho acerca del valor de todo el portafolio de Qualcomm y es improbable que encienda acuerdos de discusión, dijo. 

“Apple es muy habilidoso en manejar apelaciones y tomar puntos de vista de largo plazo. Esto no es algo que llevará a Apple a sentarse en la mesa con algún sentido de urgencia”, dijo el abogado.

Comentarios