Andrés Moreno, CEO de Open English: "sufrí todas las lecciones de vida de un emprendedor"

Por en Startups

Conversamos con uno de los líderes tecnológicos más importantes de América Latina, quien nos reveló todas las penurias que debió vivir para convertirse en el exitoso empresario que es hoy en día.

Comenzar un emprendimiento no es fácil, menos en Latinoamérica. Así lo sabe muy bien Andrés Moreno, CEO de Open English y uno de los creadores de startups más reconocidos en nuestra región. Un exitoso empresario, pero que comenzó como todos, sin financiamiento e inclusive durmiendo en el sillón de unos amigos por cerca de un año, para mantenerse en Silicon Valley y conseguir inversionistas.

Durante el pasado evento Entel Summit 2016, en la ciudad de Santiago de Chile, en AETecno tuvimos la oportunidad de conversar con este importante emprendedor, quien nos reveló todas las penurias que tuvo que superar para ser un emprendedor exitoso y mantener una de las empresas más importantes dentro de América Latina.

¿Cuáles fueron las mayores dificultades que tuviste cuando empezaste con Open English? 

A pesar de que la compañía ha crecido mucho, hemos pasado por todas las etapas y todos los retos. Inicialmente cuando comenzamos yo trabajaba desde Venezuela, en un apartamento chico y había dejado recientemente la universidad para fundar esta empresa online. Sufrimos todas las lecciones de vida de un emprendedor. Quizás uno de los retos más importantes fue el levantamiento de capital. 

En ese momento había una falta de educación en cuanto al inversionista latinoamericanos sobre cómo invertir. No era falta de capital, sino que no sabían cómo invertir en una empresa. En Silicon Valley se dieron cuenta, después, que era importante que la propiedad de la marca quedará en manos del emprendedor. Porque las cosas se ponen complicadas, siempre lo hacen en algún momento, y el emprendedor es el que está ahí 20 horas al día trabajando para sacar adelante la empresa. Este sentimiento que no estás trabajando para alguien, sino que la empresa es tuya es importante. 

Yo nunca logré levantar capital en América Latina y me tuve que mudar en Silicon Valley. Allí dormí en el sofá de un amigo por un año y me despertaba todas las mañanas, me ponía un traje e iba a buscar inversionistas

Eso tiene que ver con temas de educación de los inversionistas latinoamericanos. Por ejemplo, yo nunca logré levantar capital en América Latina y me tuve que mudar en Silicon Valley. Pasamos siete meses desarrollando este producto.

Otra cosa que hacía falta en esa época era conocimientos para el emprendedor. En su minuto no habían muchos textos en español al respecto, ni un ecosistema local. Ningún país en Latinoamérica quería apoyar al emprendedor con conocimientos de este tipo o ayudarte a armar equipos, encontrar inversionistas o a pensar tu propio producto. Tampoco habían referentes de éxito, entonces la gente estaba mucho menos presta a invertir porque no habían muchas historias con buenos resultados. 

El emprendedor es el que está ahí 20 horas al día trabajando para sacar adelante la empresa. Este sentimiento que no estás trabajando para alguien, sino que la empresa es tuya es importante

Con todos estos factores fue bastante difícil, tanto así que tuve que dormir en el sofá de un amigo en Silicon Valley por un año. Ahí me despertaba todas las mañanas, me ponía un traje e iba a buscar inversionistas a levantar capital de US$20 mil en US$20 mil para ver si lográbamos financiar el inicio de la compañía. Por suerte eso funcionó, pudimos armar el producto. Finalmente llegamos a Open English, al modelo actual, pusimos los avisos en televisión y la compañía finalmente despegó.

¿En qué se encuentra este emprendimiento hoy en día?

Hoy en día la organización funciona bajo el holding Open Education, con Open English como una de sus marcas. Esta empresa ya ha crecido mucho, pasamos el medio millón de estudiantes, y este año ya hemos sumado más de 150.000 más. Así que el modelo ha demostrado que escala muy bien. Aumentar a 500.000 estudiantes es una evidencia.

Gracias a este éxito empezamos hace 3 años a apalancar el negocio para crecer más allá del servicio de inglés. Por esto adquirimos una empresa llamada Next University. Esta compañía es una universidad online para cursos de tecnología y áreas de alta demanda laboral. 

Además, contamos con una tercera parte, Tu éxito, que está enfocada en soft skills, uno de ellos siendo el emprendimiento. Me apasiona tanto este tema que desarrollé todo un curso intensivo sobre el término, dentro de la plataforma, de 4 semanas de duración y que te explica cómo emprender en América Latina.

¿Cómo ves ese mismo escenario de emprendimiento en la actualidad?

Hoy en día muchos de los retos que tuve en un comienzo todavía existen, pero son un poco más específicos. Lo que ha pasado en el tema de inversión, es que algunas fases o escalones son más fáciles ahora. También hay más referentes de éxito, por lo que quizás tu familia o amigos están más abiertos a ayudarte a comenzar algo si tienes una buena idea. Ese es como el seed capital, el capital semilla inicial. 

Si sales a la calle en Estados Unidos, y le preguntas a la gente por tres o cuatro compañías de internet famosas, las personas las nombran a éstas y sus fundadores. En cambio, en nuestra región la gente no logra responder esta misma consulta. 

Una vez que la compañía se levanta, y empieza a crecer, creo que ya es más fácil. Además, ya existe un reconocimiento de que Latinoamérica es una región interesante por parte de las firmas de inversión americanas. Especialmente en algunos países como Brasil, Argentina y otros lugares que tienen una comunidad de emprendimiento. Por ejemplo, creo que Chile es cada vez más un referente para este tema.

Por otra parte, el lado de compartir información ha mejorado muchísimo. Ahora hay comunidades, eventos, hay interés, es un tema que se habla. Y también, creo que existen cada vez más referentes. Creo que el desafío de Latinoamérica es que si tú sales a la calle en Estados Unidos, y le preguntas a la gente por tres o cuatro compañías de internet famosas, las personas las nombran a éstas y sus fundadores sin problemas. En cambio, en nuestra región la gente no logra responder esta misma consulta. Especialmente hace 10 años y hoy día, quizás, todavía no son conocidas. 

Entonces, ¿cómo es posible emprender dentro de América Latina?

Como emprendedor tengo una visión muy práctica de este asunto. Justamente la misión de Open Education es formar a cualquier tipo de persona en esta área. Por ejemplo, imagina que eres una operadora de call center, tienes tres hijos y un esposo. Obviamente, no puedes dejar tu trabajo para comenzar una carrera de 4 años. Pero quizás si tienes la opción de estudiar un poco de noche y por internet. Así, sólo en 12 meses, podrías pasar de operadora de callcenter a desarrolladora web bilingüe, y en 4 semanas, puedes hacer una especialización en emprendimiento que te permita acceder a lecciones de 10 años de emprendimiento en menos de un mes, para escribir tu plan de negocios y ser exitoso.

Sólo en 12 meses, podrías pasar de operadora de callcenter a desarrolladora web bilingüe, y en 4 semanas, puedes hacer una especialización en emprendimiento que te permita escribir tu plan de negocios y ser exitosa

Es interesante cómo escalaron del tema de inglés, que era muy importante para surgir dentro de Latinoamérica hace unos años, a la programación que es prácticamente un nuevo idioma en la actualidad y la mayor fuente de trabajo

Nosotros empezamos a ver el tema laboral y analizamos dónde habían ofertas de empleos. Así vimos, por ejemplo, que en Brasil se necesitarán 700 mil programadores en los próximos 5 años, pero que las universidades tradicionales sólo van a egresar un tercio de éstos. ¿De dónde sale el resto? ¿De la India? Esa gente debería salir de nuestra región. Entonces vimos cómo capacitarlos de manera clara, eficiente y económica, y ahí empezamos a ver cómo la programación era clave. Pero hay muchas otras carreras nuevas, como manejar redes sociales o hacer mercadeo digital. Empleos que tienen que ver con tecnología y que no existían hace 3 o 4 años pero que hoy tienen una demanda enorme. 

Comentarios