Masivo ciberataque afecta a organizaciones de todo el mundo

Por en Seguridad

Un software maligno bloqueó los terminales de centros médicos, servicios policiales, sistemas de transporte e instituciones públicas, entre otras instituciones, en más de 70 países.

Luego del ciberataque que afectó durante esta mañana a la sede central de Telefónica, autoridades españolas han advertido de un gran número de compañías que también han sido víctimas de un software maligno que bloquea los terminales y exige un rescate para restaurar el acceso.

"Se ha alertado de un ataque masivo de 'ransomware' a varias organizaciones que afecta a sistemas Windows cifrando todos sus archivos y los de las unidades de red a las que estén conectadas, e infectando al resto de sistemas Windows que haya en esa misma red", dijo el Centro Criptológico Nacional en un comunicado.

El incidente de "ransomware" es una versión del virus WannaCry, que encripta datos sensibles de los usuarios, indicó el organismo. En este caso, afectó los computadores de varios empleados, bloqueando archivos, precisó el Ministerio de Industria. No obstante, hasta el minuto no se han reportado fallas en los servicios de las empresas ni len a protección de datos de sus clientes.

Otros casos

España es la última nación que reporta un aumento del "ransomware" a nivel global. En total, según reveló Costin Raiu, el director global del equipo de investigación de la empresa de seguridad Kaspersky Lab, e se han registrado más de 45.000 ataques en 74 países.

Dentro de las áreas afectadas, "hackeos" involucraron a servicios hospitalarios, policiales, a sistemas de transporte público y servicios públicos en Estados Unidos, Taiwan, Rusia, Portugal, Ucrania, Turquía y Reino Unido, según informan las compañías de ciberseguridad s21sec y Check-point al medio El País.

En este último, los hospitales de Londres, Blackpool, Nottingham, Cumbria y Hertforshire, entre otras áreas, fueron algunas de las víctimas de esre ciberataque masivo, según informó el diario The Guardian.

Al respecto, el servicio de salud británico alertó de que si bien el ataque no era "específicamente dirigido" contra el sistema público, "está afectando a organizaciones en todos los sectores". Por otro lado, la institución aseguró que "no existe evidencia de que se haya accedido a datos de pacientes".

Comentarios