¡Llegó el día! Nintendo lanza su nueva consola Switch

Por en Juegos

La empresa japonesa vuelve al mercado de los juegos con un dispositivo refrescante y atractivo que tendrá que superar varios obstáculos para convertirse en el éxito que la compañía espera.

Este viernes, Nintendo sacó a la venta su esperada nueva consola Switch. Un lanzamiento que será clave para la firma, especialmente, para revertir sus bajas ventas y competir directamente con equipos de nueva generación como la PlayStation 4 de Sony.

El equipo, que llama la atención por ser portátil y funcionar tanto en la casa como en la calle, ya recibió miles de reservas en todo el mundo. Incluso, en Japón, muchos clientes acudieron a los supermercados especializados en electrónica a primera hora del día para adquirir la consola.

“Las decenas de personas que esperan aquí ya han pagado su Switch y ya no tenemos reservas para quienes quieran comprarla sin haberla reservado. Tendrán que esperar una próxima entrega, en una fecha desconocida”, explicó a la AFP un vendedor de Nintendo, Yodobashi Camera, en Kawasaki, al sur de Tokio.

En total, Nintendo espera vender alrededor de dos millones de consolas Switch -con un precio de US$299- en su primer mes.

Cartuchos amargos

Uno de los cambios más llamativos de Nintendo Switch es el regreso del formato cartucho en sus juegos. Unos elementos que, además, llevan una capa de protección con un sabor muy amargo pensada para que los niños no se los traguen.

Esta característica no es algo que Nintendo haya explicado en las presentaciones de Switch, ni se avisaba en las especificaciones de la consola, sino que ha sido descubierto por diversos medios y portales especializados en sus primeras pruebas con la consola.

La primera voz de alarma, ante lo mal que sabía un cartucho, la dio Jeff Gerstmann, de Giant Bomb. En un 'tuit' explicó que había puesto un cartucho en su boca y que no sabía de qué estaba hecho pero que sabía tan mal que el sabor no se iba. "No pruebes esto en casa", alertó.

Tras Gerstmann, y para comprobar que era verdad lo que decía, otros periodistas hicieron lo propio. Con el mismo resultado: un sabor amargo, muy amargo en la boca, que no se iba fácilmente.

Desde Kotaku preguntaron a Nintendo por el horrible sabor, y la compañía japonesa les confirmó que los cartuchos estaban hechos así a drede, que se trata de una capa de benzoato de denatonio, con el objetivo de que los niños no se los traguen. No es tóxico, como ha explicado Nintendo, pero sí de sabor muy desagradable.

Comentarios