Internet gratuita: la iniciativa que sacará a 4.000 millones de personas de la pobreza

Por en Internet

Actualmente un 55% de la población mundial no tienen acceso a la web. Sin embargo, si iniciativas como Project Loon o Internet.org tienen éxito, estas personas podrían acceder a nuevas alternativas de educación y trabajo.

Hoy en día internet es una herramienta vital para muchos de nosotros. Nos conectamos en el trabajo, en la casa e incluso en el transporte público, sea para divertirnos o  ser más productivos. Sin embargo, muchas veces se nos olvida que actualmente cerca del 55% del mundo todavía no tiene acceso a esta tecnología.

Ya es 2016 y alrededor de 3.800 millones de personas todavía no logran conectarse a internet. Este gran grupo se caracteriza por ganar US$10 (o incluso menos) por día, y incluye no sólo a ciudadanos de países en desarrollo sino que también naciones de primer mundo que están buscando mejorar radicalmente su tasa de conectividad para crear una vida más sostenible y mejor para sus habitantes.

Estas medidas podrían, incluso, tener un alcance mundial a nivel PBI. Ya que la posibilidad de conectarse a la red podría entregarle a las personas opciones tanto a nivel de educación como también de nuevas alternativas laborales. 

¿Qué iniciativas lideran este proyecto? Una de las más conocidas a nivel mundial está liderada por Mark Zuckerberg y lleva por nombre Free Basics. Este sistema, conocido previamente como Internet.org, está enfocado especialmente en móviles y busca que sus usuarios tengan acceso gratuito a una serie de sitios web, relevantes en su país y disponibles desde sus teléfonos.

Actualmente esta iniciativa, presentada en 2013, ya ha sido implementada en países con economías emergentes en África, Asia y América Latina (Kenia, Tanzania, Indonesia, Colombia y Guatemala, entre otros). Para funcionar requiere que las personas descarguen la app Internet.org desde un teléfonos Android y cuenten con una de las empresas operadoras en convenio con Facebook, como Tigo, por ejemplo.

Así, quienes usen esta plataforma, podrán entrar no solamente a la red social sino que también a una serie de páginas que sean de su interés, como Wikipedia, o a los sitios de organizaciones no gubernamentales que puedan entregarle beneficios. Todo por medio de diferentes tipos de tecnologías de conexión que van desde redes clásicas de datos hasta servicios de drones que proveen internet en zonas remotas.

Junto con la iniciativa de Facebook, otra de las más conocidas es Project Loon de Google. Este sistema, que funciona en base a globos de helio conectados, podría llevar internet a dos tercios de la población mundial en los lugares más alejados del planeta.

Actualmente, las aeronaves, que vuelan en la estratosfera –a unos 20 o 25 kilómetros de altitud–, estarían adaptadas para ofrecer acceso a internet de alta velocidad a un área de 1,200 kilómetros cuadrados. Con cientos de ellos sobre un área geográfica concreta, teorizaba la compañía para su lanzamiento en 2013, sería posible dar acceso a internet con velocidades similares a las de las redes de telefonía móvil.

De esta manera, los globos son capaces de volar al doble de altitud que un avión, ajenos a inclemencias meteorológicas y con capacidad para proveer una conexión a internet de 22 MB por segundo a una antena en tierra y 5 MB por segundo a un teléfono.

Finalmente, dentro de los proyectos de conectividad, nos encontramos con OneWeb del CEO de Virgin Richard Branson. Esta iniciativa, quizás más desconocida que las versiones de Facebook y Google, construirá, lanzará y operará la mayor red satelital del mundo. De esta forma, su misión será llevar el acceso a Internet a todo el mundo con el objetivo de ofrecer un servicio rápido a Internet en los mercados rurales y emergentes.

Se espera que este proyecto entregue conexión LTE y WiFi en más de 50 países y territorios para fines de 2019. En ese momento, la red de satélites podría contar con un total de 650 satélites de 175 a 200 kilos. Además, el proyecto tiene dentro de sus planes crear otras 250 naves de sólo 140 kilos, que podrían ser utilizadas como repuestos los años siguientes.

Dentro de sus características, estos satélites podrían entregar un acceso a internet de hasta 50MB por segundo y tendrían una vida útil de por los menos 25 años antes de entrar a retiro.

Pero … ¿qué va a hacer la gente cuando finalmente tenga acceso a Internet?

Lo primero será encontrar la manera de hacer dinero con esta nueva capacidad de conectarse con millones de personas en todo el mundo. Seguramente se inclinarán por las redes sociales, publicarán fotos o compartirán noticias y pensamientos en 140 caracteres, pero fundamentalmente, ingresarán a Internet para ver cómo pueden ganar dinero. Y es aquí donde los mercados on line entran en acción y los servicios de venta en línea se convertirán en el mejor camino para salir de la pobreza.

Según Matt Barrie, CEO de Freelancer.com (plataforma para buscar trabajo en línea), “la fuerza más transformadora para el bien en el mundo en desarrollo será la proliferación del acceso a Internet a bajo costo. Con acceso a Internet, no importa donde alguien vive y no importa su origen socioeconómico, se puede acceder a la riqueza del conocimiento humano, la educación gratuita".

De esta manera, este tipo de plataformas para encontrar trabajo en línea permitirán, por un lado, aumentar la capacidad de las empresas de realizar su trabajo sin grandes presupuestos. Asimismo, por otra parte entregará a los trabajadores independientes de países como India, Pakistán, Bangladesh o Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, dentro de la región, la posibilidad ganar más de US$10 por hora vs. la subsistencia actual de US$10 al día.

Al servicio de Freelancer.com se suman otros como Toptal, que conecta a desarrolladores y diseñadores freelance provenientes de más de 90 países alrededor del mundo; 
Nubelo, que sólo con tu perfil de LinkedIn te permite crear una cuenta y comenzar a buscar trabajos mejor remunerados; y finalmente Fiverr, una plataforma para publicar diversos servicios desde US$5, un precio que puede ir aumentando a medida que el usuario gana experiencia y reputación en la plataforma.

Todas estas plataformas y trabajos están disponibles solamente con una conexión a internet. De esta manera, una vez que iniciativas como Internet.org, OneWeb y Project Loon tengan resultados y integren más gente a internet en los próximos años, vamos a ver un mundo más inteligente y más conectado, donde todo el mundo tenga la oportunidad de ganar más que un salario digno y crear una economía próspera.

Comentarios