El vuelco de los mexicanos a los smartphones de gama media y baja

Por en Smartphones

De todos los smartphones colocados en el mercado mexicano, 75% correspondió a dicha gama al cierre de 2016 y las perspectivas para este año es que aumente a 80%.

Los mexicanos están cambiando sus hábitos de compra de teléfonos inteligentes y prefiriendo los modelos de gama baja debido a que el aumento de precios, en particular las gasolinas, está presionando su presupuesto.

“La demanda del consumidor mexicano se modifica ante un escenario, que si bien no es de crisis, sí es complicado”, dijo Ricardo Mendoza, analista de dispositivos móviles y consumo de IDC México.

En conferencia explicó que el mercado de teléfonos inteligentes en México seguirá creciendo este año, aunque ya no con las tasas de doble dígito de años pasados.

La consultora prevé que dicho mercado avance 1,05% al pasar de 37.238.000 de unidades vendidas en 2016 a 37.725.000 al cierre de este año.

Mendoza indicó que la oportunidad para los fabricantes de smartphones se encontrará justamente en el segmento de gama baja, es decir, aquellos modelos cuyo costo es menor a 200 dólares (en algunos casos, teléfonos más bien de gama media-baja).

De hecho, de todos los smartphones colocados en el mercado mexicano, 75% correspondió a dicha gama al cierre de 2016 y las perspectivas para este año es que aumente a 80%.

Lo anterior significa que menos personas adquirirán teléfonos inteligentes a un precio superior a 200 dólares.

Recomendaciones

Ante este escenario, Hugo Simg, director de ventas corporativas para América Latina de MediaTek, recomendó a los mexicanos hacer compras “racionales” este año.

“Si van a adquirir un smartphone deben invertir lo mejor posible y para eso deben tomar en cuenta ciertas características de los equipos”, recomendó.

En su experiencia, al momento de adquirir un teléfono inteligente de gama baja deben fijarse que tenga un procesador mínimo de 4 núcleos, al menos 1 gigabyte de memoria RAM y 8 gigabytes de almacenamiento, también recomienda una pantalla de 5 pulgadas y, sobre todo, que tenga conexión con redes 4G.

Esto último porque, de acuerdo con Simg, las operadoras están preparando nuevos servicios para ese tipo de redes y si se adquiere un smartphone para 3G no se podrán disfrutar esos beneficios.

Consideró importante revisar el tipo de sistema operativo que tiene el smartphone, siendo la mejor opción la que cuente con las versiones más recientes de Android como Marshmallow o Nougat.

Con respecto al impacto que podría tener en la compra de dispositivos la filtración sobre los programas de ciberespionaje de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, el especialista de IDC consideró que será casi nulo en México.

Comentarios