El sistema que usaría la CIA para hackear PC, teléfonos y televisores

Por en Seguridad

La herramienta, que podría convertir los dispositivos en micrófonos y cámaras encubiertas para espiar a sus usuarios, fue revelada por Wikileaks.

Este martes, Julian Assange por medio de su plataforma Wikileaks, filtró una serie de nuevos documentos confidenciales del Centro de Ciberinteligencia de la CIA. ¿La mayor revelación? La agencia estadounidense habría utilizado un programa de ciberespionaje especial para hackear teléfonos, computadores y televisores.

Esta filtración, la mayor que ha sufrido la CIA hasta el minuto, ocurrió en un contexto en el que, según Wikileaks, la agencia “perdió el control de la mayoría de su arsenal de hackeo, incluyendo software, virus maliciosos, troyanos, sistemas de control remoto y documentación asociada”.

Debido a esto, el archivo con esta información habría estado circulando de forma no autorizada “entre antiguos hackers y proveedores del Gobierno, uno de los cuales le ha proporcionado fragmentos a Wikileaks”, señalaron.

Año cero

Dentro de la filtración, que incluye 8.761 documentos y archivos confidenciales de 2013 a 2016, se encuentra el programa "Año Cero". Este sistema incluiría una serie de armas informáticas pensadas especialmente para hackear teléfonos - tanto iPhone como Android-, el sistema operativo Windows y los televisores Samsung con conexión a Internet.

Específicamente, este sistema sería capaz de convertir estos equipos en micrófonos y cámara encubiertas para espiar a sus usuarios. Una característica que afectaría principalmente al sistema Android, con 24 vulnerabilidades, seguido por iOS con 14 herramientas de espionaje.

Así la técnica permitiría a la CIA, además, sobrepasar el encriptado de plataformas de mensajería como Whatsapp, Telegram y Signam, accediendo a los contenidos antes de que se active este sistema de seguridad. 

"Incluye múltiples virus ‘zero days’ locales y remotos, como el Kammer Drill que infecta el software distribuido en CD/DVDs, virus para soportes extraíbles como el USB, sistemas para ocultar datos en imágenes o en áreas encubiertas del disco y para mantener las infecciones del malware en marcha", agregó Wikileaks.

Inclusive, la organización asegura que existirían una mayor cantidad de herramientas de espionaje, que no revelará hasta que haya "un consenso" sobre su naturaleza y sobre cómo deberían ser divulgadas. 

Paralelamente, la CIA ha señalado que no comentará la autenticidad o contenido de los documentos filtrados. No obstante, algunos expertos consultados por medios estadounidenses les han dado credibilidad.

La polémica

Esta nueva filtración ocurre solamente unas semanas luego que la agencia de inteligencia de Estados Unidos acusara a Rusia de realizar una campaña de espionaje durante sus recientes elecciones presidenciales. En esa oportunidad, las autoridades estadounidensen acusaron al Kremlin de filtrar correos privados del Partido Demócrata, que fueron publicadas precisamente por Wikileaks, y de difundir noticias falsas para dañar la candidatura de Hillary Clinton y favorecer la llegada de Donald Trump al poder.

Comentarios