¿Cómo serán los usuarios y consumidores en 2025?

Por en Comercio

Las tecnologías disruptivas tendrán un importante impacto sobre nuestras futuras experiencias en el comercio. Revisa cómo serán nuestras compras en menos de 10 años.

El mundo del comercio está cambiando día a día, especialmente con la llegada de nuevos sistemas tecnológicos que facilitan tanto la vida de los usuarios como también de las empresas. Pero, ¿cómo va a cambiar la experiencia de comprar en la próxima década?

Esto es lo que busca revelar el nuevo estudio Oracle Retail 2025. Una investigación que evalúa las actitudes de los consumidores con respecto a nuevas tecnologías y la forma en que su implementación influenciará su comportamiento en los próximos años. 

De acuerdo al estudio, una de las principales características que marcará a los usuarios del futuro será su cercanía con aquellas marcas innovadoras, siempre y cuando les permita tener control de su experiencia. 

“El uso de realidad virtual y recomendaciones de accesorios producidos a la medida a través de la impresión en 3D", son algunos de los ejemplos de las tecnologías más llamativas según Mike Webster, vicepresidente sénior y gerente general de Oracle Retail y Oracle Hospitality. 

Las nuevas formas de comprar

Se espera que dentro de la próxima década, nuevos sistemas tecnológicos como la inteligencia artificial, la realidad virtual y el Internet de las Cosas IoT) sean parte vital de las compras de todo tipo de usuarios.

En el caso de la realidad virtual, alrededor de un 64% de los encuestados asegura que utilizaría esta tecnología para  tener una experiencia personalizada en tiendas. Por ejemplo, para elegir personalmente un guardarropa  que esté listo una vez que llegue a su comercio más cercano para probárselo.

Paralelamente, en cuando a la inteligencia artificial. Uno de los usos más llamativos para los consumidores (58%), será la posibilidad de contar con una lista de compras personalizada en los supermercados, en base a su historial y datos sociales y ambientales.

No obstante, dependerá de las empresas si estos sistemas atraen o alejan a sus consumidores. De acuerdo al estudio, las compañías deberán establecer cimientos sólidos de confianza para tener éxito al presentar nuevas experiencias. En tanto, si se llegan a exceder, la reacción puede ser contraria a la esperada en los usuarios.

De esta manera, a pesar de la recepción positiva a nuevas tecnologías, alrededor de un 54% de los encuestados asegura que el hecho de que de que un supermercado les cobre y envíe automáticamente artículos con base en su historial de compras y en datos sociales es sumamente invasivo

Inmediatez y personalización sobre todo

Otras características que surgen especialmente en estos usuarios del futuro, es la necesidad de usar estas nuevas tecnologías (como la impresión en 3D y la entrega a través de drones) para reducir el proceso de diseño de los productos y su entrega de meses a días y, con el tiempo, a sólo horas. 

De esta manera, un 67% de los consumidores dicen estar abiertos a optar por una entrega a domicilio prácticamente en tiempo real y realizada por drones. En tanto, un 64% de los usuarios asegura que optaría favorablemente por accesorios personalizados para ellos, producido inmediatamente a través de la impresión 3D.

No obstante, también estas dos ventajas también traen puntos de desconfianza para los consumidores. Por ejemplo, está la preocupación por el acceso de las empresas a los datos necesarios para la personalización de los productos.

No obstante, los usuarios encuestados están a favor de ceder estos datos en algunos casos, como para enlazar su monitor de actividad con su farmacia de manera que ésta pueda sugerir productos que satisfagan sus necesidades específicas (54%). O, en el caso de un 78% de los encuestados, para contar con información detallada sobre el origen y los componentes de un producto antes de realizar una compra. Eso sí, siempre y cuando exista un control de parte de los consumidores sobre sus datos.

“Esto quiere decir que las marcas deben concentrarse en establecer cimientos sólidos para ganar la confianza de sus clientes”, señala para finalizar el vicepresidente sénior y gerente general de Oracle Retail y Oracle Hospitality. Una tarea para la que ya deben prepararse las empresas del presente en Latinoamérica, especialmente antes que lleguen los consumidores del futuro.

Comentarios