Comic Sans: la historia tras la tipografía más odiada

Por en Diseño

Una idea de Microsoft para hacer que las computadoras sean más accesibles a los niños fue el punto de inicio para la que hoy es una de las tipografías más reconocidas del mundo. Revisa su historia.

Cromo - El Observador. Amar, odiar amar, o amar odiar; pero nunca un sentimiento en el medio. Eso es lo que provoca Comic Sans en las personas. En una entrevista con The Guardian, Vincent Connare —su creador (en 1994)— reveló los orígenes de la que reúne todos los requisitos para ser coronada como la tipografía más odiada del mundo.

Comic Sans nació de una idea de Microsoft para hacer que las computadoras sean más accesibles a los niños. Un equipo de la empresa tenía que desarrollar letras más amigables para varios programas diseñados para niños. Uno de ellos, según relató Connare, Microsoft Bob: al abrir el programa saltaba un perro y un globo de diálogo en Times New Roman.

"Los perros no hablan en Times New Roman", resaltó Connare. Fue de ahí que le surgió la idea de hacer una tipografía que rompería con todas las reglas, como la que salía en los cómics.

El diseñador miró novelas gráficas, como Watchmen y The Dark Knight Returns, y notó que todas usaban un estilo de letras escritas a mano. Esto le sirvió de inspiración para crear algo similar. "No tenía que hacer líneas rectas, no tenía que hacer que las cosas tuvieran un aspecto perfecto, y eso era lo divertido", compartió Connare.

Su tipografía, bautizada Comic Sans, no fue terminada a tiempo para ser incluída en el programa, pero de todas formas obtuvo su fama: los organizadores de eventos de la oficina empezaron a usarla en sus correos, hasta que, Microsoft la incluyó en Windows 95.

Para Tom Stephens, en ese entonces gerente de programas, Comic Sans no es parte del mundo tecnológico, sino que es un viaje a la niñez. "Cuando la usas estás haciendo una declaración: yo soy más relajado, más creativo", apuntó.

Después que la tipografía se incorporará en Windows 95 es que el disgusto se hizo masivo. Incluso se formó un grupo llamado Ban Comic Sans (Prohibir Comic Sans) con la misión de erradicarla, pero, más que nada, educar a las personas, haciéndoles entender las implicaciones de escribir en Comic Sans. El siguiente sitio web tiene el mismo propósito: www.comicsanscriminal.com

Sin embargo, Connare admitió que la mayoría de las personas que vienen a hablar con él sobre Comic Sans dicen que les encanta. ¿Paradójico? ¿Será que es nuestro placer culpable?

Comentarios