2050: el año en que lo virtual será más real y peligroso que nunca

Por en Seguridad

Es cierto que algunas cosas pueden parecerse más al guión de una película de ciencia ficción, sin embargo, los expertos de Kaspersky Lab adelantan que esa puede no ser una realidad muy lejana.

Un mundo donde los micro-satélites funcionen como drones, los virus puedan dañar la información del ADN humano, la realidad aumentada sea implantada en lentes de contacto y se vuelva algo cotidiano, la gente se identifique con su iris o se realice espionaje a través de los robots domésticos, es algo que podría volverse realidad para 2050.

Los expertos de Kaspersky Lab saben que un escenario como el anterior corresponde más al guión de una película de ciencia ficción, sin embargo, no se puede negar que el rápido avance tecnológico que se ha vivido en los últimos años podría realmente habilitar esas posibilidades y, por lo mismo, hay que estar preparados desde hoy.

De ahí que la empresa rusa de ciberseguridad iniciará un proyecto llamado Earth 2050, que se trata de una página web donde expertos, y todo aquel que lo desee, puede hacer predicciones para 2030, 2040 y 2050, eligiendo un país en particular y detallando tanto lo bueno como lo malo que conlleva.

LOS RIESGOS

Para Stefan Tanase, investigador senior de Seguridad del Centro de Investigación de Europa, Oriente Medio y África de Kaspersky Lab, lo más interesante de las predicciones para las próximas tres décadas es el hecho de que las personas perderán su privacidad.

“Lo cierto es que actualmente ya perdimos nuestra privacidad y a nadie parece afectarle. Estamos compartiendo mucha información en la red y para 2050 será mucho peor”, advirtió.

Para el especialista, la gente no sólo querrá servicios y productos personalizados, también estará abierta a nuevos tipos de publicidad. Por ejemplo, aceptarán recibir comerciales cuando estén durmiendo, como si se tratara de sueños. Esto gracias a que la implantación de chips en el cuerpo, e incluso en el cerebro, será más común.

Para Tanase, ese tipo de actividades serán muy peligrosas, porque se trataría de controlar a una persona en un nivel subconsciente y eso podría ser aprovechado por cibercriminales.

De hecho, consideró que el llamado biohacking o la biotecnología debe aplicarse únicamente cuando se tengan estándares de seguridad. “Cuando se comenzó a diseñar la tecnología nadie pensó en la seguridad, y ahora esperamos a tener un problema para tener una solución. Eso debe cambiar porque la seguridad será un tema de vida o muerte para 2050”.

El futurólogo Ian Pearson consideró que, en algún momento, tendrá que desarrollarse un nuevo tipo de firewall que funcione a nivel biológico, es decir, que evite que se puedan propagar virus de un cuerpo humano a otro sólo con el contacto o que limite la publicidad.

Y LA POLICÍA

En entrevista añadió que el rol de la policía para 2050 será esencial, aunque también implica ciertos riesgos. “Actualmente la policía abusa de su poder y debemos terminar con eso. Ellos están para proteger”.

Esto tiene relevancia si se toma en cuenta que, en los próximos años, la fuerza policial tendrá más acceso a la información de las personas.

Comentarios